www.canariasdiario.com
La India busca celebrar el primer año nuevo hindú libre de humos
Ampliar

La India busca celebrar el primer año nuevo hindú libre de humos

lunes 28 de octubre de 2019, 07:00h
La concienciación ecológica busca que al fin las celebraciones de Diwali, que marcan este domingo la llegada del nuevo año hindú, se libren por primera vez del humo altamente tóxico que genera la detonación de millones de petardos, como solía ser habitual hasta que la legislación impuso límites.
Nueva Delhi, que ocupa con frecuencia los primeros puestos como una de las capitales más contaminadas del mundo, hasta hace dos años solía amanecer en Diwali con el estruendo de las detonaciones en cada rincón de la ciudad de millones de petardos.

El ruido ensordecedor se prolongaba sin descanso hasta la madrugada, acompañado de una intensa neblina y olor a pólvora, como si ardiera la ciudad, filtrándose por puertas y ventanas.

Pero en este Diwali, una festividad en la que se conmemora la victoria del bien contra el mal, el día ha comenzado en silencio, por lo menos en Nueva Delhi.

El Ejecutivo capitalino organizó desde el sábado, y durante cuatro días, un espectáculo de luces en el centro de la ciudad para impulsar un "Diwali libre de petardos", según dijo esta semana en rueda de prensa el jefe de Gobierno local, Arvind Kejriwal.

También la influyente industria cinematográfica de Bollywood ha sacado su vertiente más ecológica y acudió a las redes sociales para concienciar sobre la necesidad de evitar la polución que generan los petardos.

"Mantengamos este Diwali libre de petardos y pongamos nuestro granito de arena por el medioambiente y los animales", pidió en Instagram a sus casi 36 millones de seguidores la actriz Shraddha Kapoor.

Diwali festeja el triunfo mítico del dios Rama contra el demonio Ravana en la actual isla de Sri Lanka, y durante el regreso victorioso de la divinidad a casa en el norte de la India, el pueblo indio decidió para guiarlo iluminar con lámparas y velas el camino.

Así los edificios y viviendas se iluminan estos días con millones de velas y bombillas, en una imagen que recuerda a la Navidad occidental y que muchos en la India quieren que, como Rama, salga también victoriosa sobre la oscura humareda de los petardos.

En una importante medida, el año pasado el Tribunal Supremo indio prohibió ciertos componentes nocivos en la fabricación de explosivos, como el mercurio o el litio, y a día de hoy, Nueva Delhi han otorgado 14 licencias para facilitar la venta de esos petardos.

Además la máxima autoridad judicial restringió el lanzamiento de petardos el día de Diwali a una franja de dos horas, de ocho a diez de la noche.

El año pasado, sin embargo, aunque la población controló sus impulsos pirotécnicos hasta la hora inicial, las explosiones de fuegos de artificio se pudieron oír luego hasta bien entrada la noche, disparando al día siguiente los niveles de contaminación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios