www.canariasdiario.com
Exigimos la paralizaciíón de la tala de árboles en La Laguna

Exigimos la paralizaciíón de la tala de árboles en La Laguna

Por Mesa del Árbol

Desde diferentes colectivos ecologistas y sociales de las islas, y como personas interesadas en la

defensa de los árboles que viven en espacios urbanos, expresamos nuestra preocupación por la tala

masiva que se está produciendo en estos mismos momentos en la calle Concepción Salazar de La

Laguna, entre el campo deportivo de La Manzanilla y el Camino Largo, también conocido como

Avenida la Universidad.

Los árboles son piezas clave en la lucha contra el cambio climático y su presencia en espacios

urbanos es una de las poquísimas herramientas que tenemos para mitigar sus efectos, y

particularmente la calima en el caso de Canarias.

La calle Concepción Salazar, concretamente, es uno de los últimos paseos arbolados supervivientes

en el casco urbano de La Laguna, emblemático en este caso por sus árboles de gran copa que han

ido proporcionando a lo largo de décadas un entorno amable a las y los transeúntes.

Con la justificación de un programa para el empleo del Cabildo que financia la renovación de

imbornales, se está planteando una remodelación completa de la calle que en ningún momento

parece haber tenido en cuenta la importancia de estos árboles entre sus prioridades.

Nos parecen insatisfactorias, además de cuestionables, las diferentes motivaciones aducidas por el

Ayuntamiento, como serían los desperfectos en muros perimetrales de viviendas, los problemas para

la canalización de agua o la afectación de aceras.

Solicitamos que se nos presenten los informes técnicos por los cuales se desprende que la tala de

unos treinta árboles era la única solución viable a los problemas de esas viviendas, que llegaron a

levantarse cuando los árboles llevaban ya años en su sitio y que, al ser chalets ajardinados, están de

por sí alejadas de la calle y de su arbolado. Igualmente, queremos comprobar por los mismos

informes técnicos que no había otra opción para la canalización.

Lo que nos resulta más chocante es la referencia a la defensa de las personas que necesitan ir por

las aceras, especialmente las que necesitan más espacio para su propia movilidad: en una calle en la

que tales aceras son bochornosamente diminutas desde su misma construcción, el problema real no

son los árboles, sino los coches que reclaman para sí más del 80% del ancho disponible, entre

calzada y aparcamientos. Sí, este tramo de calle supuestamente tan sacrificado tiene aparcamientos

a lo largo de toda su extensión.

Los árboles, que en la actualidad ni siquiera tienen alcorques sino que tienen asfalto hasta el mismo

tronco, no hacen sino poner de manifiesto la agresión al espacio común y, en definitiva, a la vida que

nuestras malogradas ciudades representan con su planteamiento actual.

Lo que tendrían que hacer las instituciones en representación de la ciudadanía sería expresar

nuestra gratitud hacia estos árboles, levantando por completo el asfalto de las actuales aceras y

dejando respirar el suelo en la franja donde se encuentran los árboles. Y recuperar espacio para la

movilidad sostenible de todas las personas sustrayéndoselo al coche.

Plantear que aquí se irán colocando árboles más reducidos para someterlos a las necesidades del

asfalto y del hormigón solo demuestra que el árbol se ve desde, esta administración, como un mero

decorado y no como una pieza clave de un ecosistema urbano sano. Nos preocupa la afección al

paisaje y la avifauna (esta última sí protegida en parte) y echamos en falta un estudio específico al

respecto.

Las promesas de sustitución de árboles raramente se cumplen: a escasos metros tenemos

precisamente el caso de la Avenida República Argentina, donde a la espera de olmos venideros

llevamos ya unos años con coches y coches aparcados en un descampado donde antes surgían

árboles centenarios.

Tampoco nos vale con las reforestaciones que se están realizando en entornos naturales, a escasos

kilómetros a vuelo de pájaro, pero efectivamente situados en el monte. Se trata de iniciativas loables,

por supuesto, pero que en ningún caso pueden compensar la afectación del ambiente urbano. Las

calles urbanas son lugares de tránsito y vida diaria cuya función y frecuentación es totalmente

diferente con respecto a los espacios naturales: las personas necesitamos compartir nuestra vida

diaria con la de los árboles, con todo esfuerzo de convivencia que eso pueda exigir. Seguramente, no

a través de una tala masiva e indiscriminada que elimine de golpe la mayor parte del arbolado

existente.

Por todo estos motivos solicitamos urgentemente la paralización de la tala masiva del paseo

Concepción Salazar.

Firman este comunicado:

Mesa del Árbol, La Laguna

Federación Ben Magec- Ecologistas en Acción

Ecologistas en Acción Tenerife, de La Laguna.

Rincones del Atlántico

Mesa del árbol de la Orotava

Parents4future.tnf

Asociación socioecológica La Estación Polinizadora.

Colectivo ecofeminista La Radical

Aula cultural ULL Jardinería, Biodiversidad y Permacultura

DeRaíz. Cultura, Arquitectura y Paisaje con perspectiva de ecogénero.

Asamblea en Defensa de Nuestra Tierra (ADNT)

Coordinadora El Rincón- Ecologista.
C.M.C. Coordinadora Medioambiental Canaria

Movimiento por la Autogestión y La Educación (MAYE)
Turcón

Porteando futuro.

Asociación Toscal Tribulaciones.

Comité Canario de Solidaridad con los Pueblos.
Asociación Pueblo Maho.
Espacio Sociocultural La Casa

Jaira. Feministas del Norte de Tenerife

Asamblea Canaria por el reparto de la Riqueza

CSO Taucho

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios