www.canariasdiario.com

desempleo

La Cámara de Comercio urge a que se activen medidas económicas con las que compensar las pérdidas que pudiera ocasionar entre las empresas la crisis sanitaria del coronavirus con el objetivo último de mantener el empleo

El desempleo en las islas Canarias ha cerrado el año 2019 con un aumento del 0,6 por ciento que se traduce en 1.234 parados más que a cierre del año anterior, ha informado este viernes el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Socia

CEOE-Tenerife estima que con los datos de desempleo actual y las previsiones de crecimiento estancado de la economía no es momento de aplicar incrementos fiscales, como los que se recogen en el Proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma Canaria, ya que pueden generar contracción en el consumo, con las consecuencias negativas que se derivan en la inversión y en el empleo

con los agentes sociales y económicos

El número de personas desempleadas sube en agosto en 511 respecto a julio, pero se registra una bajada del 0,9%, con 1.844 personas menos, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

CCOO alerta de que los favorables datos del mercado laboral en junio (sube la afiliación y baja el paro registrado) no ocultan la ralentización en la creación de empleo ni la baja calidad de la contratación y del empleo generado, con gran dependencia de la hostelería, elevada rotación y precariedad

Crisis del Covid-19

Las dramáticas previsiones se confirman y España firma el peor dato de paro de su historia por los efectos del coronavirus: 302.365 desempleados más en un mes, lo que deja el total de parados en 3.548.312. También en la afiliación a la Seguridad Social se registra una sangría: 833.979 afiliados menos por el impacto del COVID-19. La cifra de cotizantes se sitúa en los 18,4 millones.

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo confía en las sinergias con los agentes económicos y sociales para afrontar el cambio hacia las políticas económicas vinculadas al desarrollo sostenible y la Agenda 2030

El número de personas en paro se redujo en un 5,6 por ciento con respecto a 2017 y los contratos crecieron un 6,3 por ciento