www.canariasdiario.com
Patrimonio Cultural rastrea la huella canaria en las Bibliotecas Antiguas de Chinguetti
Ampliar

Patrimonio Cultural rastrea la huella canaria en las Bibliotecas Antiguas de Chinguetti

martes 19 de noviembre de 2019, 23:21h
Nona Perera acuerda la cooperación del Gobierno para digitalizar y mejorar las condiciones de los manuscritos que se encuentran almacenados en una decena de bibliotecas. José Naranjo y Germán Santana continúan al frente de este trabajo de investigación en las fuentes documentales del continente vecino

La directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera, asistió al Festival de Ciudades Antiguas celebrado en Chinguetti, Mauritania, acompañada por el periodista José Naranjo, para dar a conocer el proyecto de investigación sobre la búsqueda de documentos referentes a la historia de Canarias en archivos africanos, contactando con las autoridades de Chinguetti, ciudad donde se conservan al menos 3.000 manuscritos antiguos que podrían albergar referencias históricas desconocidas sobre el Archipiélago.

En este encuentro, la titular del área de Patrimonio mantuvo una reunión con el alcalde de Chinguetti, Mohamed Amara, así como con investigadores de los citados manuscritos, y uno de los responsables de las Bibliotecas Antiguas, Mohamed Lemine Ould Bahane, abriendo cauces de cooperación para formar, digitalizar, restaurar y mejorar las condiciones de estos espacios y sus fondos documentales, organizados a través de una asociación que vela por los intereses de las familias propietarias para quienes poseerlas es un signo de prestigio y notoriedad social.

La creación de estas bibliotecas árabes está ligada a la condición de Chinguetti de ciudad caravanera a través de vías comerciales, de peregrinación y del saber. De esta forma se potenciaba la escritura del árabe clásico, la poesía, la alquimia medieval, las matemáticas, astronomía, medicina, además de servir de cohesión del linaje familiar. Desde el siglo XVII y hasta el XIX, Chinguetti fue destino de peregrinación y aprendizaje, cuya fama atravesaba las fronteras de esta localidad, fundando las bibliotecas que se conservan hasta la actualidad y que en su conjunto suman más de 11.000 manuscritos que continúan cuidando las familias con diferentes medidas, como disponiendo cuencos con agua en las temporadas secas para aportar humedad a los libros, o bien sacándolos al sol tras periodos húmedos.

Las bibliotecas se encuentran en recintos arquitectónicos tradicionales, fabricados con piedra, barro y

Biblioteca de Habbot

Techados con troncos y esteras de palmeras con torta de barro. La más importante de todas es la de Habott por el volumen de documentos, su antigüedad y por ser una de las primeras de Chinguetti. Los manuscritos que atesora están en árabe o en lenguas africanas, por lo que se requiere la intervención de expertos locales que ya los conozcan para facilitar la ivestigación. En concreto, se contactó con los conservadores del archivo Habbot, el más importante de la ciudad que atesora 2.400 manuscritos. El hecho de que Habbot tenga contactos previos con las universidades canarias en aras a la conservación de su tesoro patrimonial y de que Cooperación Española haya aprobado, el pasado año, un proyecto para la salvaguarda de los manuscritos ha facilitado este acuerdo.

La huella de los pescadores canarios en las costas de Mauritania

Cabe recordar, que en Mauritania se ha trabajado en Nuakchot, en el Archivo Nacional de Mauritania, en el Fondo Mauritania, acogido en las dependencias del Instituto Francés de Nuakchot y la Biblioteca privada de Mohamed Ould Mohamed (Jemal), encontrando documentación que data de los años 30, que hace referencia expresa a la amplia presencia de pescadores canarios en Nuadibú, así como tratados entre tribus moras y el Gobierno español para la creación de asentamientos en el Sahara Occidental. En esta línea, el Premio Canarias de Comunicación, José Naranjo, continuará rastreando las huellas de los pescadores canarios en las costas de Mauritania, cuando a principios del siglo XIX empiezan a faenar desde embarcaciones que portan velas latinas y que aún se utilizan como herencia canaria. El Banco de Arguin es uno de los puntos de interés cultural para Canarias junto con Puerto Cansado, La Güera, Cabo Blanco o Nouadhibou por la tradicional presencia de pescadores canarios y donde fácilmente se encuentra documentación oral y escrita sobre esta presencia, así como embarcaciones de estas islas que tuvieron que abandonarse.

Esta iniciativa, promovida por el Gobierno de Canarias, tiene como misión encontrar las noticias relevantes sobre la historia de Canarias, sin renunciar a ningún periodo cronológico, localizar y digitalizar los documentos hallados en los países africanos del entorno, potenciar el valor de los relatos y documentación africana en la reconstrucción histórica de Canarias; llevar a cabo el seguimiento histórico de los intereses económicos de los canarios en África y de la colonia canaria asentada en el continente.

En cualquier caso, a juicio de sus directores, José Naranjo y Germán Santana, “hay un enorme potencial para investigadores canarios interesados en las fuentes que existen en el territorio africano, porque hasta hora se ha escrito la historia teniendo en cuenta las informaciones y crónicas que tenemos en Canarias, España y en otras ciudades europeas, y sin embargo, las fuentes documentales que están en África están por descubrir y conservar”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Canariasdiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.