www.canariasdiario.com

¿Estamos carentes de FE?

jueves 31 de enero de 2019, 04:00h

Hace unos días, me recomendaron una película que se acababa de estrenar en el cine, asegurándome que era muy buena y un buen punto de reflexión sobre la Fe, en nuestra sociedad actual, la cual se encuentra carente de ella.

Una gran parte de las personas con las que hablo se declaran no creyentes en la iglesia y tal vez si en un Dios que no saben describir, ni saben bien si existe.

Simplemente declaran no creer en la iglesia católica y no ser practicantes, aunque la gran mayoría estén bautizados, hayan comulgado y se hayan casado por la iglesia.

Es curioso que en estos momentos donde deberíamos de tener enraizados nuestros valores personales, tantas personas, se consideren no creyentes o no tengan ni idea de que es la FE y si carecen o no de ella.

Soy consciente que las religiones, no han ayudado en los últimos años a tener estos conceptos de vida muy claros, ya que no han sabido hacer ver al creyente cual era el papel de Dios ó el de la religión que defendían, según sus creencias, como algo distinto y que cada religión, ha barrido para casa, haciendo que muchas personas no sean capaces de discernir entra ambos conceptos.

Pero realmente, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de FE?.

Nos referimos a mucho más que las religiones, es un concepto que ya los antiguos griegos trabajaron como uno de los pilares morales y valores importantes del ser humano.

No nos estamos refiriendo a si eres religioso, sino al concepto de FE desvinculado de la religión que profesas.

La FE nos da fuerzas para vivir en los tiempos difíciles, nos hace ver que hay posibilidades de seguir avanzando y nos ayuda con los problemas que surgen diariamente.

Cuando no hay fe, nos volvemos tristes, áridos, descreídos y un poco irónicos, como ocurrió con la corriente existencialista del siglo pasado.

Cuando nuestros cimientos se mueven por los avatares de la vida, nos sentimos desconsolados, sin ganas de seguir avanzando, como perdidos.

Por eso la Fe es necesaria porque gracias a ella encontramos una razón para seguir viviendo, bien sea Fe hacia el Legado que queremos dejar en este mundo, o hacia unos hijos, o hacia un Dios, pero Fe en última instancia.

Y no hablo de ser un iluso, ni de creernos todo lo que nos cuentan, hablo de algo mucho más fuerte, hablo de creer que mañana volverá a salir el sol y que las cosas buenas existen.

Con Fe aprendemos a desdramatizar situaciones y a vivir mejor.

¿Se imaginan un mundo sin ilusión y sin alegría?, pues una persona sin Fe, tiene más posibilidades de tener un mundo así, en cambio cuando hay Fe, la vida se hace más sencilla y la lucha diaria más llevadera.

Pero bueno, este es un tema que nos daría para algo más que un post, nos daría para un debate interminable donde cada persona aportaría sus creencias.

Y eso, lo dejaremos para otro momento, mientras tanto, recomiendo una película que vi hace años y que me impacto, ¡Conversaciones con Dios! Y si pueden, lean el libro del mismo título y dejemos abierto el debate para otro foro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Canariasdiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.