www.canariasdiario.com
Mal partido en el Nou Congost ante un inspirado ICL Manresa

Mal partido en el Nou Congost ante un inspirado ICL Manresa

domingo 10 de abril de 2016, 23:21h

El Iberostar Tenerife cayó derrotado este domingo en su visita al Nou Congost en un mal partido de los aurinegros, que coincidió además con el mejor ICL Manresa de la temporada (86-73). Mala combinación para los de Txus Vidorreta, que tuvieron no obstante el orgullo y el amor propio de no tirar nunca la toalla, por muy adverso que se volviera el encuentro (76-47, 30'), para terminar con un último cuarto (10-26) con mejores sensaciones de las que le acompañaron en la media hora anterior.

El partido nació y creció cuesta arriba para los tinerfeños, que salieron muy desacertados ante un rival sólido, que tal y como ya hiciera en la primera vuelta en el Santiago Martín (65-71), manejó bien sus bazas, exprimió el poder interior de Dejan Musli (32 de valoración) y jugó siempre con el viento a favor, a partir de la mayor efectividad de sus jugadores, por momentos en estado de gracia. Los balones interiores al pívot balcánico y los primeros aciertos desde el 6,75 pusieron ya en franquicia a los anfitriones (17-7, 9') ante un Canarias negado en el tiro (1/10 en triples en el primer cuarto).

Lejos de mejorar el panorama para los insulares, el ICL Manresa siguió hurgando en la herida, mientras que el Iberostar se atascaba sobremanera y veía como le crecían los problemas (White, con problemas físicos en la rodilla apenas pudo jugar cinco minutos). El grupo de Txus Vidorreta lo intentó con Blagota Sekulic y Joseph Jones juntos en pista y cambiando varias defensas atrás, pero no había manera (39-26, 20'). La frustración se reafirmó a la vuelta de la pausa, con un 10-2 de salida de los manresanos.

Duros atrás y desatados en ataque, los de Ibon Navarro comenzaron a sumar de tres en tres con una fluidez tremenda (7/9 en el tercer cuarto desde el 6,75), incluso con tiros bien defendidos. Ni siquiera los fogonazos de Salva Arco, el único que veía aro con cierta continuidad en los visitantes, podía con un rival crecido por las circunstancias.

En esa dinámica, la renta local se fue hasta los 29 puntos en varias ocasiones. Lejos de ahogarse en sus penas, el Iberostar Tenerife demostró entonces carácter para pelear hasta el último suspiro y voltear las sensaciones. Con Richotti jugando muchos minutos de uno, Petit en cancha todo el último cuarto; y Arco, Beirán y Abromaitis tratando de enderezar los porcentajes de cierto, el equipo canarista defendió en toda la pista para ir recortando su desventaja de manera progresiva.

No hubo tiempo sino para dejar el electrónico en 86-73, con un 10-26 en el último cuarto, insuficiente para ganar, pero digno al menos para comenzar a reconstruir las sensaciones de cara al próximo partido en casa, previsto para el domingo y ante un rival directo, el Montakit Fuenlabrada (12:30 horas).

Al cierre de la jornada, el grupo de Txus Vidorreta se mantiene metido de lleno en la lucha por los play off por el título, noveno, con las mismas victorias que el octavo (13) y a una del sexto puesto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios