www.canariasdiario.com
La caída de turistas sitúa a Canarias en niveles de 2016

La caída de turistas sitúa a Canarias en niveles de 2016

domingo 11 de agosto de 2019, 08:00h
Canarias ha experimentado en 2019 un retroceso en la llegada de visitantes foráneos, especialmente entre los alemanes, que ha situado las cifras en niveles de 2016 después de dos años consecutivos superando los tres millones de turistas extranjeros en el segundo trimestre.

Según la Encuesta de Movimientos Turísticos que elabora el Instituto Nacional de Estadística, entre abril y junio viajaron a las islas 2.296.183 turistas extranjeros, lo que supone un descenso del 4,7% respecto al mismo período de 2019 y evidencia una tendencia de ralentización que contrasta con el incremento del 2,3% nacional.

Los datos, recogidos en el Informe Sectorial de Turismo correspondiente al segundo trimestre y elaborado por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, muestran además que la merma de clientes ha comenzado a afectar al gasto turístico total, que fue inferior en un 0,9% al del mismo periodo de 2018.

Se trata de la primera disminución que sufre el desembolso global de los visitantes extranjeros en el trimestre de primavera desde el año 2012, cuando las cifras descendieron por el efecto comparativo con los excelentes resultados del año 2011, en plena primavera árabe. En cambio, el gasto medio por persona y día ha seguido creciendo, un 3,7%, hasta alcanzar en junio los 149 euros.

El presidente de la Cámara de Comercio, Santiago Sesé, explica que esta progresiva ralentización de la actividad turística se ha notado de forma desigual entre las distintas islas del archipiélago y entre los diferentes países emisores de turistas. Así, aquellas islas más dependientes de la 'touroperación turística' se han visto más castigadas por la recesión del sector.

Asimismo, la pujanza de destinos competidores, como Egipto y Turquía, ha provocado que turistas, muchos de ellos alemanes, viajen en mayor medida a estos países. A esta tendencia hay que unir la quiebra de algunas compañías aéreas y el efecto que ha tenido el buen clima que ha dominado en buena parte de Europa durante estos meses, que ha retenido a muchos turistas en sus propios países o en entornos próximos.

Este comportamiento del sector también tiene ya un reflejo en los datos interanuales. Según datos de Aena publicados por la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias, la caída interanual es del 3,9% y la pérdida de visitantes en el último trimestre se produce tanto entre las compañías de bajo coste (-1,7%) como entre los usuarios de aerolíneas tradicionales (-5,6%).

"DOS GRANDES FRENTES"

Ante esta situación, Sesé aconseja seguir actuando en "dos grandes frentes". Uno es la mejora de la competitividad del destino, para lo cual es necesario, según el presidente cameral, "continuar apostando por mejorar la conectividad, diversificar el número de países a los que nos dirigimos, ampliar el producto turístico y acometer un plan integral de reestructuración y transformación de la oferta desde la colaboración público-privada".

Por otro lado, el presidente de la Cámara propone trabajar en la fidelización del turista tradicional que visita las islas, en especial el alemán y el británico, "cuya situación económica se puede ver afectada por la devaluación de la libra que se está produciendo ante la posibilidad de un Brexit duro". "Retomar la comisión del Brexit con grupos de trabajo por sectores y con la aportación de todos los agentes implicados puede ser una buena fórmula para anticiparnos y tomar medidas", apunta Santiago Sesé.

Dichas medidas, a su juicio, han de dirigirse a minimizar los impactos de los acontecimientos externos que actualmente afectan a la industria turística, así como a tratar de no agravar la situación con impactos de ámbito interno derivados de "decisiones poco maduras o consensuadas con el sector, como la tan anunciada tasa turística".

En este sentido, Sesé muestra su satisfacción por las declaraciones de la nueva consejera de Turismo del Gobierno canario, Yaiza Castilla, que ha supeditado la medida a la evaluación de sus posibles efectos adversos, el destino que se le dé y el acuerdo con los agentes económicos antes de tomar "cualquier decisión de la que nos podamos arrepentir".

CAÍDA DE VISITANTES

Durante el segundo trimestre del año los mercados que han visto reducir anualmente su número de visitantes, según el Instituto Canario de Estadística, han sido el alemán, que registró el mayor descenso absoluto, con una caída de 100.855 clientes (-14,8%); el italiano, con 20.138 turistas menos (-17,7%); el holandés, con 16.663 menos (-11,6%); el suizo, con 12.805 (-18,7%); el francés, con 11.159 (-6,8%); el sueco, con 3.931 visitantes (6,3%); y el finlandés, con 3.923 menos (19,9%).

Por el contrario, mejoran las cifras del turismo belga, con 3.784 más; del danés, con 4.236 más; del noruego, con 5.413; del irlandés, con 2.177; y del británico, con 11.668 más. El peso de los alemanes entre las procedencias cuyas visitas al Archipiélago han bajado es de cerca del 68%; es decir, que casi siete de cada diez turistas extranjeros que ha perdido el destino son de nacionalidad germana.

En este contexto, el turismo nacional ha cobrado especial protagonismo, en particular para el negocio hotelero. El alojamiento en estos establecimientos creció anualmente un 3,2% durante en el segundo trimestre, debido exclusivamente al empuje de los clientes residentes en España, que subieron un 20,7%, frente al descenso del 1,7% que presentaron los llegados de otros países.

La estancia media en los hoteles entre los meses de abril y junio se recortó un 4% respecto a la del mismo periodo del año pasado, en tanto que la cifra de pernoctaciones disminuyó un 0,8%. El índice de ocupación de los establecimientos cayó 0,9 puntos y en junio se situó en el 72,8%, por encima de media nacional (65,8%). Los ingresos por habitación disponible (RevPAR), el indicador más usual para medir la rentabilidad hotelera fue inferior en cada uno los meses del trimestre al registrado un año antes (-2,8% en abril, -4,2% en mayo y -4,7% en junio).

A pesar de los retrocesos registrados, el empleo sigue al alza. El volumen de personal ocupado en los establecimientos hoteleros del Archipiélago se incrementó un 1,7% de media en el segundo trimestre del ejercicio en relación a los mismos meses de 2018. También creció la cifra de afiliados a la Seguridad Social en la hostelería -que engloba alojamiento y restauración-, un 0,8%, elevando el total de cotizantes del sector a 143.970 en junio. El paro registrado en la actividad hostelera se redujo un 1,3% -tras el aumento del trimestre precedente- y situó la cifra de desempleados registrados en 35.672.

LA CONFIANZA EMPRESARIAL SE DETERIORA.

La merma en las llegadas de clientes y el gasto ha incidido en la confianza de los empresarios turísticos. Algo más de la mitad de los responsables de negocios de transporte y hostelería -un 53%- manifestó haber mantenido su actividad en el segundo trimestre del año, pero el saldo entre las respuestas que apuntaron comportamientos favorables y las que refirieron descensos fue negativo: un 31% de pesimistas frente a tan solo un 16% de optimistas.

Las previsiones para los meses de verano indican una tendencia similar. El indicador de confianza empresarial baja solo medio punto porcentual al cierre del segundo trimestre, y no lo hace más por el aumento que registran las respuestas favorables, que pasan del 16% al 19%. Esta proporción es, no obstante, once puntos inferior a la de respuestas desfavorables (30%), mientras que los que esperan estabilidad suponen el 51%.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Canariasdiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.