www.canariasdiario.com

Y llegará septiembre

miércoles 12 de agosto de 2020, 02:00h

Y llegará septiembre.

Y se acabará el anhelo del turismo que este año no existió, los chicos volverán al cole y transportarán el virus en sus mochilas y empezarán los cierres selectivos, los confinamientos selectivos, los contagios selectivos.

Y llegará septiembre y sus señorías a montarán su espectáculo, unos clamando su nazismo amarillo revestido de falso honor y pseudo republiqueta; otros rasgándose las vestiduras porque la prensa no dice lo que ellos quieren que diga; otros más exigiendo a la gobierna que las mujeras preparadas incluyan también a los travelos, uyyyy lo que he dichoooo, perdón a las personas trans, o sea tíos con tetas de silicona o tías con penes de plástico, que ni aquellos son mujeres ni éstas son hombres porque el género biológico -lo que tiene cada uno en la entrepierna cuando nace-, es binario e intransferible: o se es macho o se es hembra, que luego cada uno se sienta hombre, mujer o pingüino es algo que está en las cabezas y no cambia la realidad. Y otros presentarán mocioncillas de censura para apuntalar aún más un gobierno que hace aguas.

Y llegará septiembre, y el Don Iglesias querrá repartir entre su harén y sus famigliari los bienes que nos lleguen del norte sin que el Ojo-Que-Todo-Lo-Ve desde Bruselas ponga el grito en el cielo y exija cumplimiento cabal del acuedo o corta el grifo.

Y llegará septiembre y habrá que pactar unos presupuestos o re-re-re-renovar los del PP. Y Sánchez el Verdadoso se sentará con Arrimadas y los niños del Don llorarán y patalearán con sus lamentos redesociálicos llenos de hashtags lacrimógenos, sniff, pero no se irán, ca.

Y llegará septiembre y las huelgas se sucederán por ciudades, por sectores, por docenas, qué hay de lo mío: los contagiadores de la noche querrán lo suyo -y no será un par de hostias bien dadas- y los MIRs y personal sanitario reclamarán material digno, condiciones dignas, horarios dignos y sueldos dignos y será justo y los enfermos, en su mayoría imbéciles de juerga agosteña, se acumularán en los hospitales esperando que, otra vez, un tercero les saque las castañas del fuego.

Y llegará septiembre y el Don Iglesias rezará con su feligresía morada por quedarse en el gobierno, resposabilidad obliga dirá, y firmar con Cs y tragar con Rutte y su frugalidad roñosa y vigilada y poder seguir con tres sirvientas, dos chóferes, un piscinero y un jardinero, Cariño, que te parece contratar una cocinera que alimente a los churumbeles.

Y llegará septiembre y el nivel de mal ambiente mundial se incrementará con un Trump desquiciado y a punto de ser expulsado a patadas de la antes Casa Blanca y hoy Casa Marrón y, cada vez más aislado, es imprevisible lo qué pueda hacer o decidir, salvo encontrar un enemigo exterior que bien podría ser China, la UE o Maduro, éste con múltiples papeletas porque hasta lo podría invadir y levantar las encuestas en Oklahoma.

Y llegará septiembre y el rey se enfrentará a más mierda de su padre lanzada desde el ventilador de Corinna y el Don Iglesias, desde la tumbona pija de su porche pijo en la pija casa de la sierra gritará República -¿Cuál? ¿Unitaria, federal, presidencial, autonómica- para el pueblo porque él es el pueblo desde su casa con más sirvientes que personas viviendo, Arriba y abajo, Lo que queda del día, Downtown Abbey de Galapagar, y desviando la atención de lo obvio, del país en ruinas, de su mala por inexistente gestión, de su perro-del-hortelanez permanente impidiendo avanzar lo poquito que se pudiera porque él, Un Hombre para un Harén, no tiene más objetivo que pisar moqueta tanto cuanto esta tirada le permita porque en la próxima vuelta de la ruleta es posible que ni entre el color morado.

Y llegará septiembre y España y sus españoles seguiremos jodidos, extrañados íntimamente de una clase política tramposa y acomodaticia hecha de políticos de granja con aroma a sopicaldo rancio de pollo, unos en rojo, otros en azul y otros en morado, verde o naranja.

Y llegará septiembre y se abrirá la liga, circensis sin panem, y el Don Iglesias entrevistará al Cholo Simeone en su Tuerka de programa.

Y llegará septiembre y será el llanto y el crujir de dientes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios