www.canariasdiario.com

El Marketing del miedo

Por José A. García Bustos
sábado 21 de mayo de 2022, 05:00h

Que levante la mano quien no haya oído hablar ya de la viruela del mono. La verdad es que la comunicación y el Marketing lo manejan muy bien. Ya saben quién es el sujeto de esta afirmación. Cuando decae el efecto Covid y el efecto conflicto bélico ruso-ucraniano, ahora toca hablar de la viruela. Y la tendremos hasta en la sopa.

Ya lo anticipó el visionario “Gabi Puertas” en septiembre de 2021. El que inventó el antivirus. Dijo que la viruela iba a pegar fuerte en Occidente y parece que ya llegó el momento.

¿Qué fue de flurona, mezcla de gripe con coronavirus? El nombre prometía. Son muy buenos con el branding. Pero qué más da. La atención ha decaído y un principio del Marketing es causar el efecto wow (asombro). Mantener la atención es vital para vender el producto.

Mientras tanto, la BigPharma se vuelve a frotar las manos. Se dice que Biden compró 13 millones de vacunas contra la viruela del mono el mismo día que se conoció un caso en Massachusetts.

Ojo a estas vacunas. Las de la COVID nos ha dejado el sistema inmunitario y la psique debilitados. Lo primero fue reconocido por Pfizer. Para comprobar lo segundo, basta mirar alrededor. Creo que psicología es una profesión de futuro.

Por si fuera poco, la última portada de The Economist, medio que anticipa casi todas las catástrofes y que es propiedad de los Agnelli y los Rothschild, habla de la catástrofe alimentaria que se avecina. La ilustran con una imagen que muestra calaveras en lugar de granos de trigo en cada espiga. Eso sí, el diseño gráfico es digno de elogio. Una lectura detallada de esta revista culpa del hambre, como se esperaba, a Putin. El mismo al que culpó Sánchez por la inflación.

La palabra catástrofe ha aparecido varias veces en la portada de dicho magazine. La palma de las portadas se la lleva la de julio de 2020 en la que se ven todas las desgracias juntas: Una familia sentada en un sofá, con máscaras antigás (hasta el gato la lleva) mientras que el niño va con un casco de guerra. Detrás, una pared cargada de cuadros, cada uno con una catástrofe en ciernes. Algunas de ellas se han ido cumpliendo. Se puede ver un volcán, un cerdo que recuerda la gripe porcina, un cometa que llega a la Tierra, el deshielo de los polos, una guerra nuclear, un agente microbiológico, llamaradas solares y unos pájaros volando sin sombra. En mi opinión, han faltado los alienígenas y los monos

¿Qué editor se pone a idear este tipo de portadas? Se me ocurren dos posibilidades. O es un zumbado o es alguien que tiene información privilegiada. En cualquier caso, el Marketing del miedo funciona y lo dominan.

¿Para qué quieren inyectarnos más miedo? Pues para tenernos sometidos y ejecutar sus planes. El posesivo hace referencia al sujeto de la frase: los poderes económicos mundiales. Los del Foro Económico de Davos. Los que hacen negocio con el miedo, los que quieren implantar el Gran Reseteo, los que quieren aplicar el crédito social y las monedas digitales que controlen nuestros pagos y los prohíban si no van en la dirección que ellos quieren. En este sentido, Mastercard y el banco holandés Rabobank han ideado un sistema para bloquear un pago si consideran que esa compra excede del crédito de huella de carbono que tenemos concedido cada uno de nosotros. Cada producto que compremos irá asociado a una emisión de CO2 y todos tenemos un límite asignado. El que ellos han considerado. Si les gusta la carne de vaca, lo llevan claro.

Mientras tanto, hablamos de bajas por regla menstrual, de la visita del Rey emérito, de la final de la Champions League o del culo de Chanel. Pan y circo mientras nuestra economía sufre y perdemos libertades.

La comunicación también la dominan e irán calando el mensaje en el subconsciente. Las próximas semanas verán más imágenes de monos en informativos y reviviremos la saga de El Planeta de los Simios.

Como en todo plan, la comunicación es vital y, reconozcámoslo, son los mejores haciendo Marketing. Ya lo dijo en 2001 Iñaki Gabilondo: el negocio del miedo es lucrativo, haciendo alusión al cambio de definición de pandemia en relación a la gripe aviar. El éxito de todo negocio depende, en gran medida del Marketing. Y son muy buenos. El Marketing del miedo funciona. Además del Marketing tienen alineadas las otras patas del negocio: las Finanzas, los Recursos Humanos, las Operaciones y una Estrategia. El Objetivo final es el Gran Reseteo. El Business Plan está escrito y la ejecución sigue según lo previsto. Los clientes somos nosotros. No les compremos todo lo que nos venden porque nos esquilmarán. Y no, no seremos felices.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios