www.canariasdiario.com
Santa Cruz de Tenerife fija seis líneas estratégicas con las que recuperar la normalidad en el municipio
Ampliar

Santa Cruz de Tenerife fija seis líneas estratégicas con las que recuperar la normalidad en el municipio

viernes 29 de mayo de 2020, 21:10h
El Pleno Municipal establece un conjunto de medidas para hacer frente a la crisis social y económica provocada por la Covid-19 y aprueba, también por unanimidad, recuperar el Consejo Social tras una década sin actividad

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha celebrado hoy una sesión plenaria que comenzó con la celebración de un minuto de silencio en señal de respeto a las víctimas de la Covid-19 por parte de todos los asistentes al pleno en el Salón del Plenos del Palacio Municipal, así como de la mayoría de los miembros de la corporación que, por primera vez en la historia de la institución, participaron de forma telemática.

A continuación se dio cuenta de la Moción Institucional por la que se acuerdan medidas para paliar los efectos de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 en Santa Cruz de Tenerife.


Se trata de un texto consensuado por todas las fuerzas políticas municipales en el que se establecen directrices a corto, medio y largo plazo sobre cuestiones esenciales como los próximos presupuestos y medidas fiscales, así como reformas normativas y procedimientos más ágiles y la adaptación de la organización interna a la normalidad. Además también establece la atención a las personas como la prioridad, así como los nuevos impulsos que serán necesarios para la economía y el empleo.

Finalmente el documento contempla la normalidad desde el punto de vista de los espacios públicos y los retos que ello conllevará en materia de movilidad.

Dada la importancia de este acuerdo unánime, todos los portavoces resaltaron afirmaciones como que “se trata de un consenso para ayudar a Santa Cruz”, “es un documento vivo que se abre a más medidas”, “prevalece el espíritu de consenso”, “la unión es más importante que nunca y de ella ha salido este documento que es un punto de partido realista y ejemplo de talante” y “es un documento de calado que marca línea de actuación a corto, medio y largo plazo y, por primera vez, con el respaldo de todas las fuerzas políticas”.

Cerrando el turno la alcaldesa puso en valor “la calidad de los partidos políticos con representación en Santa Cruz de Tenerife que están a la altura de lo que la ciudadanía espera de ellos y que da respuestas cuando más se necesitan”.

IMPULSO DEL CONSEJO SOCIAL

Uno de los puntos que suscitó el consenso de todos los grupos políticos fue el de la modificación del reglamento del Consejo Social de la ciudad, con el propósito de hacerlo más representativo y abrirlo a la participación de más sectores de la sociedad. Según se acordó por unanimidad, se creará un grupo de trabajo integrado por todos los grupos municipales, que se encargarán de revisar y elaborar un nuevo reglamento para este órgano consultivo para convertirlo en una herramienta más participativa y democrática.

Como indicó el concejal del grupo de gobierno, José Ángel Martín, “hay que modificar el reglamento desde el consenso para adaptar el Consejo a los nuevos tiempos y poder darle el sentido de órgano de participación que debe tener”.

Además, tal y como recordó, desde su creación hace diez años, sólo se pudieron celebrar entonces dos sesiones plenarias, debido a que “los requisitos de composición de este órgano hacen muy difícil poder convocarlo”.

Por su parte, la primera teniente de alcaldesa, Matilde Zambudio, coincidió en que el Consejo Social, cuyas funciones son de carácter consultivo en materia socioeconómica y desarrollo urbano, “es esencial y debe hacerse un esfuerzo por realizar una modificación integral de su reglamento, obsoleto y con falta de operatividad”.

Una vez revisado y modificado el reglamento, se convocará el Consejo Social para enriquecer el debate para la recuperación e impulso del tejido económico, social y cultural de la capital.

Así se acordó en un pleno que presentaba múltiples dificultades técnicas para ser celebrado, debido a que es la primera vez en la historia de esta institución en la que se trataba de una sesión telemática, con la única presencia en el salón del plenos de los portavoces municipales, lo que motivó a la alcaldesa de Santa Cruz, Patricia Hernández, a felicitar al equipo de trabajadores y trabajadoras del área de Tecnología y del palacio municipal “por el gran esfuerzo que han realizado para llevarlo a cabo dedicándoles muchas horas y resolviendo muchos inconvenientes”.

La regidora municipal recordó que hasta ahora el Ayuntamiento ni siquiera contaba con una red wifi y que se ha tenido que realizar una importante inversión para poder contar con todas las garantías para celebrar este pleno que la ley impide que pudiera ser de manera presencial y que en abril no pudo ser convocado telemáticamente porque “técnica y jurídicamente no era viable”.

PROMOCIÓN DE LA ECONOMÍA AZUL

El pleno aprobaba en esta sesión promover el desarrollo de la economía azul en el municipio en todas sus vertientes como la logística, las reparaciones navales, el tráfico de cruceros, la innovación, la pesca y las actividades turísticas en el litoral.

Una economía que ya es un importante nicho de negocio para el municipio y que aún puede potenciarse más complementando y diversificando el actual modelo económico.

La concejala delegada de Empleo, Ana Delia Darias anunciaba que “se ha encargado a la Sociedad de Desarrollo la contratación de un estudio integral sobre el desarrollo de la Economía azul en el municipio, con análisis y propuestas sectoriales específicas y vinculadas con los objetivos de desarrollo sostenible".

A todo ella la edila añadió que este estudio “definirá el ámbito y el alcance de la economía azul, identificará las necesidades de perfiles profesionales y laborales que demanda el sector en la actualidad, identificará y cuantificará los nuevos perfiles profesionales y laborales que se crearán o por ejemplo valorará la oferta formativa actual”.

Además Santa Cruz de Tenerife solicitará a diferentes instituciones científicas su colaboración para poder desarrollar y promover la economía azul como uno de los grandes motores económicos con los que cuente el municipio y tratará demás de incentivar la puesta en marcha de empresas en estas actividades, y, en especial, las que tengan que ver con la pesca, la acuicultura, la biotecnología, las energías renovables marinas y las actividades náuticas vinculadas a la divulgación y disfrute sostenible de la naturaleza.

Tras la finalización de la sesión ordinaria, estaba prevista la celebración de un pleno extraordinario solicitado por la oposición para hablar sobre el Plan Especial de Las Teresitas. La petición se había realizado antes del decreto del estado de alarma y, debido a este, no había sido posible convocarlo. Su orden del día se componía de cinco puntos referentes a distintos aspectos de este documento de ordenación urbanística, como el apoyo al trabajo técnico-jurídico, el proceso de tramitación, o la financiación, entre otros. Finalmente, los dos partidos que habían pedido el pleno (CC y PP) retiraron su solicitud, por lo que éste no se celebró.

Texto íntegro de la moción institucional

SANTA CRUZ ANTE UNA NUEVA REALIDAD

Introducción.

El presente documento ha sido elaborado con una vocación de consenso con todos los agentes del municipio que busca analizar, por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, el futuro de la ciudad tras la crisis sanitaria provocada por la Covid-19. Se trata, además, de un documento vivo y abierto a posibles aportaciones de cualquier sector del municipio, para lograr que el conjunto de la ciudadanía salga más fuerte de esta situación.

1.- Hacia unos nuevos presupuestos. Medidas fiscales.

La irrupción de la COVID-19 ha ocasionado un frenazo en seco de todas las economías a escala mundial. En el caso español ha supuesto el final de un ciclo de crecimiento iniciado en el año 2014. La estimación realizada por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal sobre el impacto de la COVID-19en nuestra economía es de una caída del PIB del 9,2% en el conjunto del año, una tasa de paro que llegará 19% y un déficit público que se situaría en el 10,3%.
El estudio económico sobre el impacto del coronavirus en España que realizó a principios de abril el departamento de economía de la CEOE coloca a España y al resto de economías mundiales ante un escenario muy complejo y comprometido.

Según el mencionado estudio, “el escenario de recuperación es incierto y depende de muchos factores”. Entre los factores que nombra estarían: la duración del estado de alarma, el nivel de desempleo creado, el impacto en el tejido productivo, etc.

Aterrizando en nuestra realidad más local, las estimaciones que se nos trasladan desde diferentes ámbitos del Gobierno de Canarias no invitan al optimismo. La estimación de reducción de los ingresos REF que sufriría la Comunidad Autónoma Canaria podría situarse en el entorno del 56% y en los ingresos del Estado también se estima una reducción de entre en 40 y 50%.

Debemos tener en cuenta que nuestro presupuesto municipal, en lo que a ingresos se refiere, se nutre de 3 procedencias principales: ingresos propios, procedentes en su mayor parte de los tributos municipales que recauda el mismo Ayuntamiento; los ingresos procedentes del Estado; y los ingresos de la CA procedentes del REF. Una caída tanto de los ingresos procedentes del Estado como los de la CA del entorno del 50% nos sitúa ante una realidad indiscutible: la necesidad de reformular unos presupuestos municipales que sufrirían unos recortes en sus ingresos por estos conceptos en torno al 50%; es decir, una reducción cercana a los 60 millones de euros en este 2020, tocando también los ejercicios presupuestarios de 2021 y 2022.

Ahora bien, como ya han advertido los expertos, el escenario es incierto y cambiante, dependiendo de multitud de factores, por lo que hemos de trabajar en varios escenarios que nos permitan ir aproximándonos a la realidad económica de los próximos años.

¿Qué debemos hacer ante esta nueva realidad económica?

1.- Realizar una modificación presupuestaria, atendiendo a la nueva realidad de los ingresos y, a las diferentes políticas a implementar para paliar las consecuencias de las crisis de la COVID-19.

2.- Contener el gasto corriente es una necesidad ineludible en esta coyuntura.

3.- Reorientar nuestros gastos hacia tejer una red de seguridad que proteja a nuestros ciudadanos, con especial atención a los más vulnerables. Preservar la actividad económica y el empleo de nuestro municipio. Adaptar las estructuras internas de nuestro Ayuntamiento a la nueva realidad económica. Construir la nueva realidad física de nuestros espacios públicos.

4.- La inversión para dinamizar la economía local, jugará un papel determinante en los próximos años. Debemos analizar la posibilidad de aumentar nuestro endeudamiento para poder garantizar las ratios de inversión en nuestro municipio.

5.-Garantizar el pago a proveedores en tiempo y forma, haciendo un esfuerzo de puesta al día con el retraso que existía en el pago de proveedores en este momento.

6.- Medidas fiscales:

  • Estudiar nuevos calendarios de recaudación para el segundo semestre 2020.
  • Facilitar los aplazamientos y fraccionamientos de los tributos devengados en el año 2020.
  • Recuperar e impulsar el IBI social.
  • Garantizar la exención del cobro de tasas por ocupación de terrazas en la vía pública en los años 2020 y 2021, así como evaluar la exención del cobro de tasas de nuevas licencias de obra y construcción, así como de las nuevas licencias de apertura que se soliciten en el segundo semestre del 2020.


2. Reformas normativas y procedimientos más ágiles.

La nueva realidad que se nos presenta lleva aparejado un periodo de análisis y comprensión de las futuras necesidades a las que nos tendremos que enfrentar. Fruto de ese análisis debemos adecuar nuestro entorno normativo, nuestros procedimientos administrativos, a una nueva realidad cambiante y dinámica. Estos cambios deben estar enfocados a las nuevas necesidades:

1.- Iniciar un proceso de estudio y, en su caso, modificación de nuestras ordenanzas municipales. Comenzando por aquellas que tienen una mayor incidencia en el ámbito de los social y lo económico.

2.- Especial importancia debemos darles a dos documentos claves para el futuro de nuestra ciudad, el nuevo Plan Estratégico y el nuevo PGO. Sin olvidar los PE de los conjuntos históricos.

3.- Iniciar un proceso de estudio y modificación de nuestros procedimientos administrativos, agilizar el pago de las ayudas a las personas más vulnerables, agilizar nuestro pago a proveedores, mejorar los procedimientos de fiscalización de la intervención, agilizar la concesión de licencias de obras y construcción, agilizar las licencias de apertura, etc.

4.- Papel fundamental jugarán en los próximos años los procesos de contratación, licitación y adjudicación de proyectos a desarrollar en nuestra ciudad. Tenemos que ser capaces de agilizar y simplificar dichos procedimientos y de mejorar nuestras ratios de ejecución de la inversión, así como propiciar las pequeñas obras de impacto en el tejido empresarial chicharrero.

3. Organización interna. Adaptándonos a una nueva realidad.

El distanciamiento social que nos ha venido impuesto en esta crisis sanitaria nos obliga a tener que tomar medidas que, lejos de ser temporales, han venido para quedarse. Ello nos lleva a tener que repensar los espacios de trabajo de nuestro Ayuntamiento, la nueva atención a la ciudadanía y otras maneras de cumplir nuestra jornada laboral: el teletrabajo y las nuevas de formas de reunión de los órganos colegiados.

1.- Establecer nuevos protocolos de higiene y seguridad en el trabajo, atendiendo a las indicaciones que desde las administraciones competentes en la materia nos vayan llegando.

2.- Redefinir la nueva realidad física de nuestras oficinas y espacios municipales, separación del puesto de trabajo, aforos máximos en las oficinas, separaciones físicas de los puestos, etc.

3.- La nueva realidad laboral conlleva una apuesta por el fomento de las nuevas tecnologías y la innovación. Para ello debemos priorizar la implantación de dos herramientas fundamentales: el teletrabajo y el expediente electrónico.

4.- En esta apuesta por la innovación debemos garantizar la implantación de todos los procesos telemáticos que garanticen la celebración, con la seguridad jurídica debida, de todos nuestros órganos de gobierno: pleno, comisiones, junta de gobierno, en el caso de que sea necesario.

5.- Debemos adaptar nuestras ordenanzas para poder garantizar el voto no presencial en todas las sesiones de los órganos de gobierno de nuestro Ayuntamiento.

4. La atención a las personas, una nueva realidad social.

La crisis sanitaria de la COVID-19, así como la crisis económica que ha traído como consecuencia, ha golpeado al conjunto de la población española de manera muy severa. Todas las medidas tomadas para detener la onda epidémica han tenido un gran coste social y económico.

Ahora bien, este impacto no ha afectado a todos los sectores de la sociedad del mismo modo. Ha tenido una especial incidencia en las personas más vulnerables: menores, personas mayores, personas en situación de dependencia, personas sin hogar, personas con diversidad funcional, personas sin red familiar, víctimas de violencia, personas con problemáticas añadidas, etc., así como en aquellos sectores que, por la imposibilidad de conseguir en este momento recursos básicos para para sobrevivir, se encuentran en una situación de urgencia social sobrevenida.

Ante esta nueva realidad, nuestros servicios sociales deben ofrecer protección, atención y cuidados a la población, especialmente a la que presenta una mayor vulnerabilidad. También deben velar por el acceso de la ciudadanía al catálogo de prestaciones básicas que ofrece nuestro Ayuntamiento, además de identificar comportamientos de futuro que puedan agravar la situación de los colectivos más castigados por esta crisis (como recomienda para los Servicios Sociales el Ministerio de Derechos Sociales).

1.- Identificar el crecimiento de los colectivos más vulnerables como consecuencia de la crisis de la COVID-19 y adaptar los presupuestos del IMAS ante las nuevas necesidades que puedan surgir.

2.- Reorganizar la estructura administrativa y técnica del IMAS, tendente a establecer un nuevo modelo de atención, y revisar los criterios de concesión actual de bases y ayudas, adaptándola a la emergencia social actual.

3.- Complementar económicamente el catálogo de prestaciones que ofrece el IMAS, especialmente en lo que se refiere a garantizar la alimentación de los colectivos más vulnerables, así como el acceso a la vivienda.

4.- Reforzar todas las vías de atención telemática a nuestro alcance, garantizando así el acceso de todas las personas que los necesiten a nuestros recursos.

5.- Nuevos impulsos para la economía y el empleo.

La necesidad de mantener el tejido productivo de nuestra ciudad, de proteger nuestro tejido empresarial, así como impulsar el empleo en nuestro municipio nos lleva a tener que hacer un esfuerzo máximo en la posibilidad de colocar una parte importante de los recursos públicos en la economía local.

El impulso de la inversión y de la licitación de obra pública debe convertirse en motor de la dinamización económica de determinados sectores en nuestra ciudad.

1.- Garantizar el nivel inversor de nuestro Ayuntamiento, tanto en proyectos estratégicos como en pequeña obra.

2.- Agilizar los procedimientos de adjudicación de obras y servicios.

3.- Buscar nuevas fuentes de financiación de nuestros proyectos a través de subvenciones que pueden venir de otras administraciones.

4.- Medidas Económicas:

- Creación de plataforma e-commerce para apoyar la venta de productos.
- Portal de formación para toda la ciudadanía con un amplio catálogo.
- Creación de la oficina técnica de apoyo al comercio de proximidad para conocer el sector, darle asesoramiento, asistencia técnica, diagnóstico… se trabaja en 3 ejes: promoción, formación y dinamización.
- Plan Director de Comercio que será un bastón fundamental para impulsar al sector con el que se establecerán las líneas estratégicas de referencia en el municipio.
- Se llevará a cabo una campaña de apoyo y fortalecimiento del tejido comercial de los barrios campañas de promoción y publicidad del comercio de proximidad. Se están llevando a cabo reuniones semanales con representantes de diferentes zonas comerciales y asociaciones mayoritarias.
- Campañas de promoción y marketing del sector comercial y turístico para recuperar posicionamientos.
- Reprogramar los eventos de dinamización que se han suspendido y reformular, en algunos casos, como Ven a Santa Cruz o Plenilunio.
- Acciones formativas y de control para comercio y restauración para garantizar las medidas sanitarias del COVID-19. Ciudad Segura.

6.- La nueva realidad física de nuestra ciudad. Redefinir nuestros espacios públicos. Retos de la nueva movilidad.

Con la paulatina recuperación de la movilidad, las ciudades nos vemos en la necesidad de adaptar la movilidad urbana a las nuevas necesidades de uso del espacio público, teniendo como objetivo principal buscar el poder cumplir con las medidas de distanciamiento social.

El peatón se convierte es el protagonista principal de la nueva movilidad urbana, especialmente aquellos con movilidad reducida, desplazando, por primera vez en décadas, al vehículo privado protagonista indiscutible de la movilidad en los últimos tiempos.

El transporte público se convierte en coprotagonista fundamental de la nueva movilidad y la recuperación de espacio público para las personas. Debemos garantizar su agilidad como contrapunto al uso del vehículo privado.

La peatonalización de nuestras calles debe ser una apuesta decidida y valiente en estos momentos. Garantizar un espacio público de calidad, ambientalmente sostenible debe ser objetivo irrenunciable de cualquier gobierno.
Fomentar nuevos espacios públicos, recuperar espacios degradados y, garantizar nuevas dotaciones públicas es imprescindible para asegurar el acceso de toda la población a espacios públicos de calidad y cubrir las necesidades que en este momento demandan.

Reforzar nuestros servicios públicos para garantizar este acceso de toda la población a nuestros espacios públicos se torna en una prioridad en este momento. Garantizar la limpieza y desinfección de nuestros espacios públicos adquiere ahora una nueva dimensión. Facilitar la movilidad en nuestro transporte público pasa a ser una tarea fundamental. Mantener en un estado óptimo nuestros parques y plazas como zonas de encuentro de la ciudadanía, condición indispensable para que se dé esa nueva movilidad. Poder garantizar los suministros de agua, luz, los servicios de saneamiento y recogida de pluviales y la correcta depuración de nuestras aguas, indispensable en la nueva realidad de ciudad.

Todo ello sin olvidar nuestros espacios deportivos, culturales, mercados, etc. como parte fundamental de este nuevo espacio social.

Esta nueva realidad física de nuestras ciudades también tiene aparejado una nueva realidad económica. Muchos negocios, principalmente la hostelería, van a sufrir cambios importantes al tener que adaptarse a las nuevas normas de seguridad e higiene. Los aforos de los locales, las ocupaciones máximas, las distancias a mantener, las mesas en las terrazas, las separaciones físicas... son cambios tan importantes que harán que muchos negocios tengan grandes dificultades de adaptación. Por ello, en la nueva realidad física de nuestras ciudades debemos incluir irremediablemente soluciones a las nuevas ocupaciones que del espacio público se tiene que dar.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios