www.canariasdiario.com

¡Pan y circo!

Por Miquel Pascual Aguiló
viernes 04 de diciembre de 2020, 05:00h

Cicerón decía: “La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio”.

No hay duda de que Maradona fue un genio del fútbol, pero aquí empezaba y acababa su grandeza, ¡ en el ­fútbol!, porque fue menos que nada para la sociedad. Drogadicto y vinculado al narcotráfico, borracho, acosador de mujeres, maltratador, pervertidor de menores, defensor de dictaduras, abandonador de hijos, descerebrado, fantasma, sinvergüenza, impune a los delitos, en una palabra, un personaje que no respetaba nada, protegido por el fanatismo que su aureola de darle bien a la pelota provocaba.

¡Hay que ver la cantidad de cosas que se le pueden disculpar a uno por ser bueno dándole patadas a una pelota!.

El funeral, el entierro y la despedida a Diego Armando Maradona, sobre todo en la ciudad de Buenos Aires, ha sido la imagen de un país decadente, con un vergonzoso espectáculo que ha dejado al descubierto algunos de los males más severos que están asolando a la sociedad argentina.

En un país en el que falta el pan, el Gobierno ha convertido la muerte de Maradona en un circo, transformando su muerte y posterior velatorio en un obsceno show, procaz e inmoral, mientras el país está en una situación económica y social más que dramática. El Gobierno ha demostrado, una vez más, que existen dos Argentinas, una para famosos y políticos donde todo vale y otra para los ciudadanos comunes que tienen que cumplir las reglas de aquellos que no las cumplen.

Un país donde los abuelos agonizan y mueren solos sin tener acceso a una ambulancia, mientras Maradona tuvo 11 ambulancias paradas en su casa durante horas.

Un país donde la policía impide circular, mientras Maradona tuvo a cientos de policías (de la Policía Federal y de la Gendarmería Nacional) haciendo una caravana para llevarle a la Casa Rosada primero, y después al cementerio privado de Bella Vista.

Un país donde miles de personas no pueden despedir ni velar a un ser querido, mientras la Covid ya se ha llevado a miles de argentinos, cuyos familiares nunca pudieron despedirlos. En cambio, Maradona tuvo una despedida multitudinaria y descontrolada.

Un país donde el presidente les tuvo encerrados 9 meses quebrando miles de empresas, donde muchos quedaron encallados sin poder llegar a su hogar, y donde tantos otros murieron en soledad, porque había una pandemia mortal. Por contra, el Gobierno, a través del Boletín Oficial, anunció 3 días de duelo nacional, levantamiento de las restricciones de circulación en territorio nacional, y apertura de la frontera nacional por 14 días, y todo para que de forma masiva pudieran asistir al velatorio de Maradona e ingresaran periodistas de todo el mundo.

Se pasea por internet un meme en el que Clint Eastwood caracterizado del personaje Walt Kowalski en la película 'El gran Torino' (2008) define en un párrafo lo que está pasando en Argentina: “Cuando te das cuenta de que médicos argentinos perdieron la vida luchando contra el Covid y el Gobierno no les dio nada. y luego muere un jugador de futbol drogadicto, alcohólico, golpeador de mujeres, acusado de pederastia y el Gobierno decreta 3 días de luto y lo velan en la Casa Rosada, te das cuenta que la sociedad se fue al carajo”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios