www.canariasdiario.com
Guantes y mascarillas podrían servir de vector al coronavirus si no se desechan bien
Ampliar

Guantes y mascarillas podrían servir de vector al coronavirus si no se desechan bien

Por Redacción
martes 05 de mayo de 2020, 16:37h
Si se tiran mal los guantes y mascarillas después de utilizarse pueden servir de vector al coronavirus.

Los guantes y mascarillas utilizados de forma masiva por la población durante la crisis sanitaria de la coronavirus podrían convertirse en un vector o transmisor del virus si no son depositados en el lugar correcto una vez desechados.

Por eso, SEO/BirdLife y Ecoembes, a través del Proyecto Libera, han alertado sobre el problema que representan estos residuos para la naturaleza y las personas y han apelado a la responsabilidad de los ciudadanos para que acaben en la papelera de la calle o el contenedor de resto de sus casas y no en el suelo de entornos urbanos, periurbanos o rurales.

Ambas entidades recuerdan que la crisis sanitaria ha generado un uso masivo de guantes y mascarillas, productos que no pueden ser reutilizados y se convierten en un residuo peligroso si no es gestionado de forma correcta, en el caso de los EPI (equipos de protección individual) en el contenedor gris (resto), nunca en el amarillo.

Los plásticos juegan un rol importante en la propagación de ciertos patógenos, como los virus, porque éstos tienen la capacidad de adherirse a los microplásticos y viajar así de un lado a otro colonizando nuevos entornos.

Según el informe Impacto del Abandono del Plástico en la Naturaleza realizado en el marco del Proyecto Libera, algunos productos de plástico se dispersan fácilmente debido a su baja densidad y tienen una gran resistencia a la biodegradación.

Última hora del coronavirus

Toda la información sobre el Covid-19

Leer más

LOS PLÁSTICOS SE FRAGMENTAN

Con el paso del tiempo, subraya el informe, los plásticos abandonados en la naturaleza se fragmentan en porciones más pequeñas llamadas microplásticos, que, con un tamaño menor a 5 milímetros, se propagan por las costas y los fondos marinos y pueden entrar en la cadena alimenticia.

Otra investigación del Centro Científico Tecnológico Conicet Comahue, a la que refiere SEO/BirdLife, apunta a que el tratamiento de los residuos urbanos deberá contemplar la mejor tecnología disponible que garantice el reciclado de la materia orgánica y el uso del producto obtenido sin riesgos para la salud humana y animal, teniendo en cuenta la diversidad de patógenos presentes y sus estrategias de supervivencia.

“Pero también debe ir siempre al contenedor de resto toda la basura que se genere en una vivienda donde haya algún miembro contagiado por coronavirus, mientras en el resto de hogares hay que seguir reciclando como siempre”, apunta Sara Güemes, coordinadora de Ecoembes en el Proyecto Libera.

Para resolver estas dudas, Ecoembes cuenta con un asistente virtual de reciclaje, A.I.R-e, que desde el inicio del estado de alarma ha registrado un incremento de consultas diarias del 45 por ciento.

Ambas entidades creen que es importante no escatimar en el uso de medidas de protección, pero apelan a la prudencia en aquellas cuestiones que no tengan una evidencia científica y no hayan sido recomendadas por los responsables públicos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios