www.canariasdiario.com

En España no cabe un golfo más

Por Juan Antonio Tormo
lunes 15 de agosto de 2022, 05:00h

Los tenemos de todo tipo y en todas las profesiones, pero no por ello nos dejan de sorprender cuando hacen sus golfadas.

Ayer me “clavaron” 2 EUROS por una bolsa de hielo, cometí el fallo de comprarla ya que no podía pensar con claridad, debido a los más de 40º grados que me estaban machacando hasta el alma. No pensé racionalmente que se podían meter los cubitos por algún lugar marchoso y yo con un poco de paciencia fabricármelos en casa con la cubitera de toda la vida.

Esto explica el aborregamiento y sumisión general a la que estamos llegando, protestamos pero seguimos consumiendo, a pesar de ver precios que está muy por encima de la inflación que nos dicen que hay, de hecho cambian precios durante el día, se puede comprobar que no sólo en los productos frescos sino en los enlatados, los precios del algún producto situado en una estantería de un super cambian de precios en el mismo día, sin que haya salido ningún dato razonable para explicar el cambio, más que la cuenta de explotación del centro.

Vamos a ver, hay productos que han subido pero son de uso casi obligado por todos y no queda más remedio que comprar y además es lógico por el incremento de los costes en las fábricas, pero en el caso de los cubitos salvo el sector de la hostelería, pensando en nuestras casas podemos pasar olímpicamente de ellos, es la única manera que hay que no siga esta escalada demencial, no es el caso de los cubitos el único pero quizás el que ya colma el vaso, creo que en la próxima entrega de “La casa de papel” el atraco será en una susodicha fábrica de hielo.

Hay en muchas ocasiones un golfo escondido entre la fabricación, distribución o venta de los productos, para descubrirlos se supone que el Ministerio de Consumo tendría que estar vigilante, pero el Ministro Garzón, porque aunque no se lo crean esto señor sigue siendo Ministro, sigue sin enterarse de lo que tiene que hacer su Ministerio. Pero el Gobierno está más atento de multarnos por bajar el aire acondicionado, aquí se lo han currado bien, siendo las multas españolas en ese aspecto las más altas de Europa, con una imposición o “trágala”en el que se impone la misma temperatura en el Norte de España con muchos días de temperaturas por debajo de los 30º que en el sur o nuestras Islas en dónde pasamos de los 40º, pero el Decreto se firmó y el Presidente Sánchez se fue de vacaciones sin mirar atrás “pa qué” pensaría si desde el COVID ya están acostumbrados a todas mis tonterías y no pasa nada.

En definitiva lo que va a hacer que los precios bajen o no sigan subiendo es dejar de consumir cuando los precios no tengan sentido, protestar en voz alta utilizando las redes sociales, en vez de enseñar como nos bronceamos o nos hacemos unos largos en la piscina, porque sino el “golfo común” tiene pista libre en este País.

Nota: a pesar de todo me hice mi Gin Tonic, con los cubitos comprados a precio oro, de hecho creo que en comparación valían más que la Ginebra que tomaba, pero “a Dios pongo por testigo” que el próximo Gin Tonic, será con cubitos fabricados en mi nevera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios