www.canariasdiario.com

El Cabildo de Tenerife crea alarma entre los mayores sin fundamento

Por Dolores Gracía Pérez
Parece que la cruzada emprendida por la Consejera de Acción Social, Doña Marian Franquet contra el Programa Ansina no tiene límites, llegando a alarmar a los mayores y sus familias sin necesidad.
Los animadores de este Programa, han desarrollado una relación de afecto, de amistad, casi familiar con los mayores de cada asociación durante años. Estos lazos afectivos y familiares se han potenciado durante el confinamiento donde el personal de Ansina se ha volcado con nuestros mayores, preparando vídeos, tareas, juegos y actividades divertidas y participativas a través de teléfono, grupos de whatsapp y otros medios.
La forma imprudente y precipitada de la Consejera del PSOE del Cabildo ha llegado a decir que las actividades de mayor asistencia como las de ocio y tiempo libre, no son las que demandan los mayores. Todo ello, contra la propia realidad.
Como una actividad más de participación, los profesionales este Programa han elaborado una encuesta con un menú de actividades para conocer la preferencia real de los mayores, donde tienen que ir seleccionando lo que les gustaría hacer. Aunque es obvio el objeto de la encuesta, la página Institucional del Cabildo formula de forma insensata una temeraria denuncia alertando que " se trata de una encuesta falsa que pide a los mayores datos sin permiso legal", generando una alarma innecesaria.
Por desgracia algunos medios de comunicación han caído en la trampa, replicando esta información sin contrastar.
En realidad, el cuestionario es una herramienta para conocer qué actividades quieren nuestros mayores de verdad. Ellos han completado la encuesta de forma voluntaria e ilusionados, por la amistad que tienen con los animadores y sobre todo porque no quieren que nadie hable en su nombre, sino que ellos quieren decidir sobre su futuro.
Los animadores obviamente ya conocen sus nombres, así como la asociación y el municipio de residencia, pero esos datos no serán públicos, pues la encuesta únicamente busca conocer la verdad sobre la actividades que ellos prefieren según las comarcas de la isla.
Tampoco en la encuesta se pide teléfono, ni el domicilio, ni datos económicos, o sensibles de los mayores.
Lamentamos la alarma injustificada que se haya podido crear con esta falsa alarma del Cabildo, que han replicado algunos medios de comunicación sin justificación. Pero sobre todo agradecemos la amplia participación de nuestros mayores y que no los persiga por decir en una encuesta lo que piensan. Los mayores de la isla piden y quieren elegir su futuro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios