www.canariasdiario.com
El barrio de Chimisay verá mejorada la accesibilidad a sus edificios
Ampliar

El barrio de Chimisay verá mejorada la accesibilidad a sus edificios

martes 07 de julio de 2020, 12:23h
Los edificios de los años 70 verán cómo se construyen nuevas rampas para facilitar la entrada a las viviendas y a los espacios públicos gracias a un proyecto que ya se encuentra licitado y adjudicado

La alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, presentó este lunes a residentes en Chimisay Alto el proyecto de accesibilidad que el Ayuntamiento ya ha licitado y adjudicado y que mejorará el barrio al eliminar barreras arquitectónicos. Una vez haya concluido, las entradas a estos edificios de los años 70 dejarán de tener escaleras y habrá rampas para llegar a las zonas comunes y a las puertas de los puertas de los inmuebles.

Hernández, acompañada del segundo teniente de alcaldesa y concejal del Distrito Ofra-Costa Sur, José Ángel Martín, y de la concejala de Empleo, Ana Delia Darias, recorrió la urbanización sobre la que se ejecutará un ambicioso proyecto. “Es fundamental la recuperación de los espacios públicos de calidad y devolver la dignidad a los barrios de Santa Cruz”, planteó la alcaldesa. En ese sentido, recordó que la mejora de la accesibilidad “era un compromiso con el barrio de Chimisay donde llevan muchos años de abandono, de desidia y de desamparo por parte del Ayuntamiento”.

Con este proyecto, el Ayuntamiento busca que “la salida de la gente de sus casas no tenga tanta complicación y que puedan acceder a los diferentes espacios de la ciudad con menos dificultad de la que ahora se tiene”, incidió Patricia Hernández. El estudio especializado en accesibilidad Jiménez y Bazán Arquitectos ha resultado adjudicatario del proyecto. En menos de dos meses se deberán determinar las obras de accesibilidad necesarias tanto en el exterior de los edificios como en las zonas comunes.

En un año, el Ayuntamiento ya ha desbloqueado la posibilidad de hacer accesible todo un barrio que no lo era. La solución es novedosa y permite ejecutar una obra que hasta ahora estaba bloqueada. Cuando se termine, la fisionomía de un barrio entero habrá cambiado y, para las personas que viven en él, sus espacios públicos habrán ganado en calidad.

El barrio de Chimisay se construyó en los años 70, con el objetivo de acoger a las personas que venían a vivir a Santa Cruz de Tenerife desde otros pueblos de la Isla y de otras islas. La característica principal, frente a otras partes del Distrito, es el importante desnivel. Cuando se construyeron los bloques, la solución buscada para salvar el desnivel fue a través de escaleras. El envejecimiento de la población del barrio ha hecho que muchas de las personas que viven en Chimisay apenas puedan salir de sus casas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios