www.canariasdiario.com

Vacuna y convivencia

sábado 24 de abril de 2021, 13:27h

La vacuna contra el SARS-CoV2 y la enfermedad de la COVID19 son antagónicas. Mientras una sube la otra baja. La administración de la primera implica la reducción de la segunda.

Los ejemplos de Israel y Reino Unido son muy clarificadores. Ambos países han logrado contener la pandemia. En la última jornada Israel ha registrado un fallecido. Reino Unido diez. Suman, entre ambos, una población de casi 80 millones. Los contagios se han reducido a la mínima expresión; 34 en Israel con 10 millones de habitantes.

Los datos son interesantes por encima de los indicadores absolutos de enfermedad y muerte porque Reino Unido apostó por vacunar con una dosis a cuanta más gente mejor. Israel tiene a la mitad de la población con la vacunación completa y a la otra mitad con una sola dosis. Se apunta que la inmunidad de grupo se está produciendo con indicadores inferiores a los inicialmente previstos.

Sin embargo, la posibilidad de contener la pandemia y proteger a los colectivos con más riesgo, no tiene efecto sobre el sentido común y la racionalidad de algunos ejecutivos en manos de representantes de partidos que practican políticas nacionalistas de apariencia xenófoba.

La marginación fanática y sectaria a algunos Cuerpos de Seguridad del Estado por parte de la Generalitat catalana en la aplicación, en su territorio, de la estrategia nacional de vacunación es de una bajeza moral intolerable.

Al virus se le ganará por la actuación de la ciencia y la empresa. Se le contendrá a pesar de utilización maniquea de la propaganda institucional cuando consigamos superar el lánguido 10% actual de protección poblacional.

Lo que se no solucionara con la inmunización son los problemas de convivencia ni se ganará el futuro con gobiernos ineficientes apoyados en irresponsables y radicales. Buen finde.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios