www.canariasdiario.com

¡Hasta el uno de enero!

lunes 28 de noviembre de 2016, 13:45h

Era lo previsible y todo se cumplió. El plazo para que se "entregaran" las alcaldías expiró sin que Clavijo y los suyos pudieran hacer nada para evitarlo. O no quisieran, a tenor de las incendiarias declaraciones de Terésa Berástegui en la edición dominical de Diario de Avisos en las que ponía de manifiesto que se negoció con ella en nombre del presidente para despojar del bastón de mando a González Cejas en Granadilla.

La ópera bufa en la que se ha convertido nuestra política regional en los últimos meses es digna del mejor Mozart. Solo así se explica el particular argumentario esgrimido desde la vuelta de vacaciones que, para más inri, importa un pimiento a gran parte de la sociedad canaria, más centrada en lo nacional que en lo que realmente debería interesarnos, que es lo que sucede dentro de nuestras islas. Es normal, tanto que si sí, que si no, que si ahora firmo una adenda para luego incumplirla, que si entonces yo me voy pero no termino de irme. Un disparate tras otro, no hay más lecturas.

El que fuera el presidente "del buen rollito" se ha quemado en menos de lo esperado, y todo hace ver que han sido sus compañeros más cercanos, a los que dirige desde la secretaría general de Tenerife, los que han puesto más de su parte para que esto sea así. La connivencia de Patricia Hernández, una líder ausente que ha demostrado que no tiene la personalidad suficiente para capitanear al PSOE, ha propiciado unos meses de prórroga que Clavijo no ha sabido rentabilizar, y ese doble juego que parece haber llevado va a conducirlo al ostracismo más pronto que tarde, mientras Carlos Alonso se relame esperando su asalto a los cielos del nacionalismo más depeuperado.

Mejor le hubiera ido al presidente cogiendo el toro por los cuernos y sacar bemoles para posicionarse de una u otra forma, sin esperar, como ha sido lo habitual en los años, largos, de CC en el poder, lo que suceda en Madrid para actuar -siempre la misma historia-. Para bien o para mal, un líder con carácter es uno respetado. Esa filosofía tan inglesa de ser lo más 'polite' posible no es juego salvo para unos pocos iluminados y en ocasiones bastante sibilinos, y no parece que el de la mochila sea uno de ellos.

El único momento en el que Clavijo ha demostrado un poco más de hartazgo fue en su entrevista con el diario El Día, cuando, harto quizás, anticipó lo que para muchos era un secreto a voces: si no se cumple, el uno de enero cada uno por su lado.

¡Hasta el uno de enero!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Canariasdiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.