www.canariasdiario.com
Límite: 48 horas para el amor

Límite: 48 horas para el amor

Límite: 48 horas para el amor
Ampliar
viernes 14 de octubre de 2016, 13:39h
¡Qué bonito!. Gran Hermano en estado puro esta semana y nosotros que lo agradecemos. La relación entre Rodrigo y Bea ha dado un giro radical, la “amistad entrañable” que compartían está dejando paso “a algo más” gracias a la audiencia, sabia ella, que decidió el martes que Rodrigo y Bea pasarán 48 horas solos en el apartamento. Y claro, tantas horas dan para mucho. Rodrigo oyó campanas y tras insistirle mucho, Bea terminó confesándole que sentía algo más por él. Vamos, mariposas en el estómago de toda la vida.

Después de la declaración de intenciones de Bea, Rodrigo sorprendió al no cerrar las puertas a esa posibilidad y le dejó caer Bea que no se sabe lo que puede llegar a pasar. Está difícil, pero si en un primer momento el chico superó sus prejuicios y consiguió establecer una relación de amistad con Bea, ¿por qué no podrían llegar a algo más?.

Lo reconozco, yo quiero forrar mi carpeta con Bea y Rodri. Me parece que forman una bonita pareja y que a su vez sería una buena lección de humildad para él. El amor no entiende de clases. Eso sí, como todo esto sea una estrategia de Rodrigo para ganar seguidores se me va a cambar la peluca y mucho.

Tampoco es difícil darse cuenta de que la audiencia quiere forrar libros y carpetas cuando te encierran en el apartamento dos días. Blanco y en botella, habrá pensado Rodri. Pero yo, por ahora, prefiero pensar que se está dejando llevar y que de aquí puede nacer una bonita historia.

Este año se está caracterizando (aparte de las bajas audiencias que traen de cabeza a la cadena) por las discusiones sin tregua, cuando no son unos son los otros. El último show lo protagonizado Adara, la supuesta enchufada, y sus celos hacia Meritxell, por el acercamiento de esta a Pol en su ausencia, pero nada, mucho ruido y pocas nueces. La verdad es que la polémica por si Adara es amiga de uno de los regidores del programa no tiene sentido. Eso tampoco en Pekín y aquí nos conocemos todos. Si no vales, no vales, por mucho que conozcas a alguien. Y si además estás dando juego como Adara, mejor que mejor. Que siga el espectáculo.

Otro que está en el centro de todos los conflictos es Fernando, al que solo le ha faltado esta semana discutir con el súper. Este chico se cree poseedor de la verdad absoluta y esto le ha pasado factura en forma de nominación. A la palestra bien merecido, porque además ha hecho lo imposible desde que empezó la edición por librarse de enfrentarse al público, pero sus compañeros se han percatado del pie que cojea y ya lo tiene todo perdido.

Pol y Adara viven su mejor después de las vacaciones de ella en el apartamento. La separación ha avivado el fuego y el reencuentro estuvo lleno de cariño y complicidad por cada rincón de la casa. Malas noticias para Miguel, que después de marear la perdiz un mes al fin ha confesado que sus sentimientos hacia Pol van más allá de la amistad. Un secreto a voces para varios compañeros que presagia un ‘drama moment’ cuando al fin se lo comunique a Pol, que lo hará. Porque seamos serios, no hay que creerse nada de este chico. Sus sentimientos por Pol han subido a medida que el papel que se había marcado se ha ido desmoronando. Sin nada interesante que contar u ofrecer, esta es la táctica del desesperado en GH, amorío al canto. Su única salida para comer más minutos de pantalla.

Pobre Montse, expulsada esta semana, que debe estar maldiciendo el momento en el que le dio su caja a Bea con el pase de vuelta a la casa. Pero cuando no está pa ti no está pa ti, y hasta ella ya se habrá dado cuenta de que su función en la casa ya había llegado a su final, ahora a La Posada de copas y a disfrutar del tiempo que le quede al concurso de faranduleo por ahí, que es de lo más divertido. Porque Monste es de ese tipo de concursantes que son necesarias para que los demás brillen más al principio. Cuando la dinámica empieza a funcionar, ya no pintan nada.

Anoche los espectadores tuvimos que elegir a los nuevos miembros del club que disfrutarán de los privilegios esta semana. Aunque no sin susto previo, porque Adara, Bárbara y Bea llegaron a pensar que se exponían a una expulsión sorpresa ya que el súper las llamo a la sala sin previo aviso.

Los nominados de la semana son Bárbara, Fernando y Noelia, aunque viendo los enfrentamientos que han tenido a lo largo del concurso, parece que serán Bárbara y Fernando los que se enfrentaran en duelo a la nominación.
Límite: 48 horas para el amor
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios