www.canariasdiario.com

Este 'club' puede dar mucho juego

viernes 16 de septiembre de 2016, 13:58h
Este 'club' puede dar mucho juego
Ampliar

Ya estoy de vuelta, un año más comentando con vosotros esta nueva edición de nuestro programa favorito. Como ya muchos sabéis, en la primera gala de esta edición fuimos invitados muchos ex grandes hermanos para hacerle un pequeño homenaje a Mercedes Milá con motivo de su despedida del que ha sido y será siempre su programa.

He de confesar que en el pasado jueves pasé las cinco fases de duelo. Ese sabor agridulce por la melancolía que producía ver la marcha de Mercedes me hizo revelarme y decidí no ver esta edición, y por ende no comentarla con vosotros. Pero poco me ha durado el mosqueo porque ya estoy aquí, menos de una semana ha bastado para que el formato vuelva a atraparme, independientemente de quien sea su conductor. Sobretodo porque esta edición ha empezado muy fuerte, y en solo una semana ya se han generado importantes conflictos en la convivencia conformando los grupos de aliados.

El primer enfrentamiento lo han protagonizado Bárbara -la youtuber- y Miguel – el del peluquín-. La historia comenzaba con un comentario desafortunado por parte de Miguel hacia Bárbara, a la que pareció sentarle muy mal la intromisión de Miguel. Por ahí pasaba Pablo – el gofrero afincado en Reino Unido-, que decidió meterse de por medio para defender a la que dice que es su fiel amiga, provocando una guerra a tres con Pablo llorando por las esquinas y Miguel y Bárbara luchando por llevarse la razón. Una tontería posicionarse en esta cuestión ya que me parece que el conflicto en sí no tenía fundamento alguno, aunque por otro lado llama la atención la actitud de Pablo, que ahí ya me descolocó por completo. En la Gala 0 fue uno de los que más me llamo la atención; empaticé con él y pronto se posicionó como uno de mis favoritos. Ay, ¡qué poco me ha durado!. Si al principio me dio la sensación de ser el típico niño inocente con muchas ganas e ilusión de vivir el programa como una experiencia única, el paso de los días me ha demostrado que lo lleva todo más calculado de lo que nos quiso hacer entender. Incluso me arriesgo a decir que por más que quiera vendernos esa imagen, creo que tras ella se esconde el mayor estratega de esta edición. Vaya, lo que viene a ser un peliculero de los buenos.



La novedad de este año se hace llamar “El club”, que funcionará a modo de eje central de este año, proporcionando privilegios a los que consigan entrar en él. Una novedad que sin embargo no innova en la forma que se tiene para entrar. Ayer fue Terelu -el boom del verano- quien tuvo que esconder unas pelotas de colores para que fuese Pol el primero en ingresar en “El club”, con el consiguiente privilegio de poder ver la nominaciones y vetar a alguien para que no nominará, que finalmente fue Candelas. Vistas las nominaciones, Pol pudo a ver puesto la casa patas arriba, pero a Pol esto ya le pareció demasiado y anunció que se dejaría llevar por sus sentimientos y que las nominaciones de sus compañeros no influirían en las suyas. Todo muy idílico en la primera semana de concurso. Esperemos que esto cambie a medida que vayan pasando las semanas, ya que sino este invento de “El club” tendrá menos recorrido que los curas de la película homónima de Pablo Larraín.



Pocas ediciones han dado para tanto en tan poco tiempo de concurso, y si esto sigue así podría ser una edición épica. Ya empiezan a vislumbrarse los primeros posibles líos amorosos, y aunque aún no haya llegado a nada, todo indica a que Adara, la más deseada de este año, será la primera en encontrar a su media naranja ‘granhermanesca’. Toda una semana dando tumbos entre Pol y Rodrigo confirman mi teoría, y es que estos dos llevan luchando por captar la atención de la madrileña desde el comienzo cual danza de apareamiento. Adara se deja querer, aunque mi teoría es que el que realidad le gusta es Rodrigo -¿no quedó claro en el juego de compatibilidad?- y el motivo de su tonteo con Pol es probar el nivel de interés que el anterior siente hacia ella. Esto va a ser maravilloso para nosotros, ávidos de acción, porque parece que esto será muy duro de aceptar para Pol, cuyos niveles de amor propio alcanzan proporciones hercúleas. Pronostico risas por aquí. Y muchas.

Con tanto tomate, las primeras nominaciones han estado a la altura, y el cartel de posibles expulsados está que arde: Candelas, Meritxell, Pablo y Miguel. Aun no tengo claro quién me gustaría que se fuera. Vamos a dejar a Pablo, que aunque ya no sea muy de mi agrado creo que le queda mucho que mostrar y nos puede dar muy buenos momentos. Así que esperaré a lo largo de esta semana para ver si me posiciono algo más. Con esto os dejo hasta la próxima semana. ¡¡¡Un beso muy grande para todos!!!.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios