www.canariasdiario.com

Niza: una salvajada de la que nadie está a salvo

lunes 18 de julio de 2016, 05:00h

El tremendo atentado cometido el jueves 14 en la ciudad francesa de Niza, mientras una multitud estaba presenciando los fuegos artificiales para festejar la fiesta nacional de Francia, ha causado una tremenda conmoción no solo en la propia ciudad de Niza y en toda la sociedad gala en su conjunto. Es inevitable pensar que un acto criminal de esta envergadura, consistente en embestir contra la muchedumbre con un vehículo pesado a gran velocidad, es tremendamente mortífero e igualmente muy difícil o imposible de evitar, además de fácil de cometer pues no requiere de costosos medios, ni tampoco de armas o explosivos difíciles de conseguir. Algo así puede suceder en cualquier lugar, lo cual produce un desasosiego enorme porque lleva a pensar que nadie está a salvo en ningún lado. La sociedad balear ha condenado los hechos guardando un minuto de silencio en las principales instituciones del archipiélago y a esa condena nos sumamos, además de desear el restablecimiento del alto número de heridos que están hospitalizados.

Francia vuelve a sufrir el zarpazo de un acto de terrorismo en su territorio continental reivindicado por el Daesh e inevitablemente comienzan a surgir las primeras muestras de ruptura de la unidad de todos los partidos, especialmente por la ultraderecha de Le Pen y la derecha moderada de Sarkozy, teniendo en cuenta que Francia está en un periodo preelectoral. Pero hacen mal aquellos que critican al gobierno del primer ministro socialista Manuel Valls, pues como apuntan algunas voces solventes, nuestros vecinos del Norte deberán aprender a convivir con el terrorismo yihadista durante un largo periodo de tiempo y por tanto, los acontecimientos luctuosos se sucederán sea quien sea quien esté en el poder.

Es imprescindible estrechar la vigilancia en grandes aglomeraciones de gente y en centros de tránsito de personas, como aeropuertos y estaciones de autobús y metro. También la colaboración entre las fuerzas de seguridad de todos los países de la Unión Europea y de sus aliados. Y por último, la unión de toda la sociedad contra los autores de los crímenes y sus instigadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios