www.canariasdiario.com

Catalunya, un zoco

sábado 19 de junio de 2021, 13:24h

Cuando la sensata Margarita Robles afirmaba, como Magistrada del Supremo, que los indultos no pueden ser arbitrarios, estaba cargada de razón. En aquellas circunstancias, no se encontraba bajo pesadas cargas partidistas ni formaba parte de un gobierno de coalición social-comunista.

Sin embargo, poco tiempo le ha faltado para alinearse con los apoyos corporativos empresariales o religiosos para hacer seguidismo de su propio gobierno, en la voluntad de aprobar y aplicar un indulto a unos condenados por sedición que ellos no han solicitado.

El indulto, es calificado de insuficiente por el catalán Aragonés, presidente de la Generalitat y por Puigdemont, desde su refugio en Waterloo, financiado con dinero de todos los españoles, autodenominado “Casa de la República Catalana”.

El indulto es insuficiente para contentar a los separatistas, pero imprescindible para que la facción socialista de Sánchez siga en el gobierno.

En el siglo XXI, los autoproclamados progresistas, siguen aplicando leyes del siglo XIX con el espíritu de cuando se aprobaron siempre que les beneficie como casta dirigente; léase, en este caso PSOE, independentistas catalanes, independentistas vascos y los antisistema.

Da la impresión que la situación socio-política y judicial catalana ha entrado en modo zoco. Obedece a la nueva realidad donde, aparentemente, todo es negociable. Los apoyos al -Suq al-“indulto”-, según algunos medios obedece a la preocupación de quedarse fuera de los fondos de la UE.

Catalunya se ha convertido en un zoco en el que todo se puede comprar con una buena negociación, y en el que, al parecer, según algunos medios, se va a establecer una discriminación entre ciudadanos a la hora de poder acceder a una medida de gracia.

De hecho los zocos, tradicionalmente, no han sido solo lugares de compra y venta, sino espacios centrales de la vida social. Por esta razón aparecen profusamente en toda la literatura tradicional como escenario donde se desarrollan las tramas o parte de ellas.

Las condenas a los separatistas lo fueron por los delitos de sedición en concurso medial con malversación de caudales públicos.

No deseo la privación de libertad ni al peor de mis enemigos pero la legislación está para cumplirse. La discriminación positiva de la casta no es de recibo.

Muchos ciudadanos con malversaciones de menor entidad no tienen la oportunidad de acceder a los mismos beneficios que se quieren aplicar a los que quieren romper España.

En estas condiciones si el indulto es una concesión discriminatoria es intolerable. Si responde a un chantaje, es una humillación.

Buen finde.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios