3 de junio de 2020, 17:59:59
POLITICA

Durante dos semanas


El Gobierno paraliza toda la actividad no esencial del país

Por Redacción

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que todos los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa las próximas dos semanas, entre el lunes 30 de marzo y el jueves 9 de abril, pero no perderán su salario porque percibirán un permiso retribuido recuperable


En concreto, el Ejecutivo va a aprobar este domingo en un Consejo de Ministros extraordinario la suspensión de las actividades no esenciales las próximas dos semanas, para los ocho días laborables entre el lunes 30 de marzo y el jueves 9 de abril, ambos inclusive, mediante una medida excepcional de un permiso retribuido recuperable.

Así lo ha anunciado Sánchez en una rueda de prensa telemática en La Moncloa, en la que ha explicado que, de esta manera, estos trabajadores no tendrán que desplazarse a sus centros de trabajo las dos próximas semanas, con la finalidad de reducir los desplazamientos al nivel actual durante los fines de semana y evitar así la propagación del virus.

Los trabajadores continuarán recibiendo su salario con normalidad y una vez termine la situación de emergencia, recuperarán las horas de trabajo no prestadas "de manera paulatina y espaciada en el tiempo", por ejemplo con una hora más diaria, mediante los convenios entre empresas y sindicatos hasta el próximo 31 de diciembre, según ha explicado Sánchez, que ha informado ya a sindicatos y empresarios.

El jefe del Ejecutivo ha indicado que la decisión se ha tomado siguiendo las recomendaciones de los expertos del Comité Técnico, tras haberse tratado con los agentes sociales, que son "conscientes del enorme esfuerzo que hay que hacer", y bajo el convencimiento de la necesidad de reducir la movilidad de los días laborales al nivel de la caída que se produce los fines de semana.

En este sentido, ha indicado que la idea del Gobierno es anticipar las jornadas festivas de la Semana Santa para cerrar las actividades económicas de servicios no esenciales para rebajar de manera "significativa" la movilidad y recortar en mayor medida el contagio y las infecciones y con el fin también de reducir el número de hospitalizados y "aliviar" las UCIs.

Además, el presidente del Gobierno ha subrayado que la medida se adopta ahora porque "la sociedad está preparada para asumirla y ejercerla en primera persona", a pesar de tratarse de medidas "tan duras y contundentes".

"Si logramos los niveles de movilidad de los fines de semana, que tampoco hay una gran diferencia pero es suficientemente significativa, para lograr entre todos reducir la movilidad y frenar aún más la acusada transmisión de la pandemia, creo que estaremos haciendo un esfuerzo de solidaridad conjunto para vencer al enemigo común", ha enfatizado.

Sánchez ha dejado claro que las actividades consideradas esenciales, como la producción agrícola o el abastecimiento de productos alimentarios o farmacéuticos, así como toda la sanidad, continuarán con su labor ordinaria como hasta ahora.

"La idea es que un trabajador que trabaja en una obra, a partir del 30 de marzo no lo hará y podrá tener ese permiso retribuido. En cambio, un enfermero sí lo hará", ha añadido.

ES LA HORA DE EUROPA

El presidente ha reclamado a la Unión Europea pruebas de "compromiso real, de contundencia y de solidaridad" frente a la pandemia por coronavirus, especialmente con países que están especialmente afectados por la crisis sanitaria como España. Asimismo, ha advertido de que la UE "se la juega" en las actuales circunstancias: "Nuestra generación debe ser consciente de que esta vez Europa no puede y no debe fallar".

Así lo ha manifestado este sábado durante una comparecencia en el Palacio de La Moncloa donde ha dado cuenta de las últimas decisiones del Gobierno en la lucha contra la pandemia después de que el pasado día 25 se reuniera de manera telemática con los líderes de los países miembros de la Unión.

El plan de choque preparado por los países más afectados por el coronavirus se encontró con la resistencia de Holanda y Alemania. Por ello, Sánchez ha vuelto a apelar al propósito de unidad de este organismo para luchar contra la pandemia.

"Hasta los países más europeistas necesitamos pruebas de compromiso real por parte de la Unión Europea, que escucha y actúa, pero necesitamos contundencia y solidaridad", ha subrayado Sánchez durante su comparecencia.

Según Sánchez Europa "es lenta pero es segura", y dispone de mecanismos de decisión que si bien son "pesados" pertenecen a un organismo "robusto" de 27 miembros -tras la salida de Reino Unido-.

El presidente del Ejecutivo ha puntualizado que se demandan diferentes tipos de medidas, dirigidas a combatir la emergencia sanitaria, de coordinación para asegurar la repatriación de compatriotas y también de ciberseguridad común, por lo que la respuesta debe ser unida ante la actual catástrofe.

ECONOMÍA DE GUERRA Y PROMOVER LA RESISTENCIA

Así, Sánchez propone "poner en pie una economía de guerra y promover la resistencia" con medidas de endeudamiento público. Y tendrá que hacerlo, una vez superada la emergencia sanitaria, con lo que algunos han dado en llamar un nuevo 'Plan Marshall' que debe contar a su juicio con el respaldo de todos los organismos europeos . "Ahora le toca a Europa responder", ha insistido durante su comparecencia.

Esta actuación que según Sánchez ha defendido en el foro europeo, no debe pasar porque España acuda al Fondo de Rescate, sino por "mutualizar esa deuda entre todos" mediante nuevos instrumentos como los que se han dado en llamar "coronabonos" que él prefiere denominar "bonos de reconstrucción", que tengan "el abrigo, el amparo y la solidaridad del conjunto de europa".

Respecto al fondo de rescate, en el turno de preguntas realizadas telemáticamente por los periodistas Sánchez ha insistido que su propuesta pasa por los citados nuevos "instrumentos de mutualización de la deuda para hacer frente entre todos a esta crisis que es común", con independencia de que nuestra previsión de crecimiento sea del 1,6 por ciento y la de otros países por debajo de este valor.

Esta idea, ha explicado Sánchez, es la que trasladó el pasado jueves trasladó al resto de presidentes de estados de la UE y repite ahora al conjunto de ciudadanos españoles, para que "la bandera azul de las doce estrellas arraigue en los corazones europeos".

A lo largo de su intervención Sánchez también se ha referido a la dimensión global de la pandemia, que es "simétrica" y "no respeta fronteras ni distingue" entre estados, pues todos los países, con independencia de su situación económica, deben hacer frente a las mismas realidades y carencias, como ocurre a la hora de adquirir material como mascarillas, batas y guantes. "Ninguno teníamos en mente la magnitud del desafío ni contábamos con los recursos necesarios", ha reconocido.

NECESARIO QUE LOS NIÑOS SE QUEDEN EN CASA PORQUE SON TRANSMISORES DEL VIRUS

Pedro Sánchez ha recalcado que es "necesario" que los niños se queden en casa porque son también personas que pueden ser susceptibles de transmitir el coronavirus a otras personas y a otros colectivos más vulnerables ante este tipo de enfermedad.

Así lo ha puesto de manifiesto el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, durante una rueda de prensa en la que ha anunciado que el Gobierno aprobará este domingo en un Consejo de Ministros extraordinario la limitación de movimientos de los trabajadores que no se dediquen a actividades no esenciales hasta que termine el estado de alarma.

De este modo, Sánchez parece contestar por adelantado a la petición que el presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, tiene previsto hacerle este domingo durante la videoconferencia que mantendrá el presidente del Gobierno con los presidentes autonómicos. Lambán quiere que el Ejecutivo estudie la posibilidad de que los niños puedan salir a la calle en el marco del real decreto del estado de alarma.

"Estas medidas son de una extraordinaria dureza. Yo pienso en los niños. Se quedan en casa, y es obligado, pero es necesario que se queden en casa", ha señalado al ser preguntado por posibles nuevas medidas más restrictivas.

Previamente, Sánchez ha recalcado que cumplen con su misión los niños pequeños que "soportan un encierro que es tan necesario como forzado, así como los escolares, que deben asumir la responsabilidad de estudiar y hacer sus deberes en sus casas, los maestros y los jóvenes.

ESPAÑA RECIBIRÁ NUEVOS TEST CON LAS "SUFICIENTES GARANTÍAS"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que España va a recibir nuevos test de diagnóstico rápido del nuevo coronavirus con las "suficientes garantías" para poder realizarlos, después de que se hayan devuelto 58.000 por no tener el nivel de fiabilidad requerido.

En una rueda de prensa, cuando se cumplen dos semanas de la declaración del estado de alarma por el coronavirus, Sánchez ha recordado que el Instituto de Salud Carlos III es el organismo encargado de garantizar que los suministros sanitarios, como los test, cumplen con la normativa y las exigencias que se necesitan para garantizar que son lo "suficientemente eficaces".

En el caso de los que se han devuelto al proveedor, Sánchez se ha limitado ha asegurar que se van a suministrar otro tipo de test rápido que contarán con las garantías suficientes para poder realizarlos. Dicho eso, ha insistido, como así lo han realizado durante la semana el resto de miembros del Gobierno, que en España se están realizando cada día entre 15.000 y 20.000 test diagnósticos, lo que está permitiendo "detectar, aislar y evitar" la propagación del virus.

Del mismo modo, el presidente del Gobierno ha recordado que, con una población de unas 47 millones de personas, España ya se ha gastado 628 millones de euros en material sanitario, lo que ha permitido obtener 659 millones de mascarillas, de las cuales más de 30 millones están destinadas a los profesionales sanitarios.

LLAMAMIENTO DE COMPRA A LA UE

No obstante, Sánchez ha hecho un llamamiento a la Unión Europea para que compita en el mercado mundial para comprar material sanitario como, por ejemplo, mascarillas, pruebas PCR, equipos de protección individual o respiradores, entre otros.

"Cuanto más grandes seamos, más capacidad tendremos de hacernos prevalecer en un mercado que está sufriendo una enorme agresividad para proveerse de materiales sanitarios. Juntos tendremos más capacidad de negociación y de abastecimiento de este tipo de materiales que vamos a necesitar para defendernos", ha apostillado.

Dicho esto, ha subrayado que es "igual de importante" que los países, como España, tengan la capacidad de autoabastecerse, por lo que ha comentado que el Gobierno está hablando con "múltiples industrias sectoriales" para poder tener de manera "urgente" ventiladores, mascarillas y todo aquel material que permita al país poder defenderse de la pandemia.

Por otra parte, y tras mandar un "emocionado recurso" a los familiares y víctimas del nuevo coronavirus, Sánchez ha avisado de que España se enfrenta a las horas "más duras, más tristes y más amargas", por lo que ha lanzado un mensaje de "ánimo a los hospitales" y ha asegurado que la prioridad es "ralentizar" el número de las personas hospitalizadas por Covid-19, la enfermedad que provoca el coronavirus, y reducir el incremento de casos de pacientes que ingresan en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN PODRÁN SEGUIR SALIENDO A LA CALLE

Los medios de comunicación no se verán afectados por la decisión del Gobierno de limitar los movimientos de los trabajadores no esenciales, que el Gobierno aprobará este domingo 29 de marzo en un Consejo de Ministros extraordinario, porque son "sin duda alguna un servicio esencial".

Así lo ha aclarado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia de este sábado para anunciar que todos los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa las próximas dos semanas y percibirán un permiso retribuido recuperable. De esta forma, no tendrán que desplazarse a sus centros de trabajo desde este lunes, 30 de marzo y hasta el próximo 9 de abril, ambos incluidos.

"Creo que los medios de comunicación son, sin duda alguna, a mi juicio un, servicio esencial", ha dicho cuestionado por varios medios de comunicación si la medida afectaría al trabajo de los informadores.

Sánchez también ha asegurado que los medios de comunicación están haciendo una labor "extraordinariamente importante" de pedagogía de asesoramiento también, sobre todo, a aquellos colectivos más vulnerables a esta enfermedad.

Canariasdiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.canariasdiario.com