28 de marzo de 2020, 19:14:43
POLITICA

Crisis sanitaria del Covid-19


Europa, a dos velocidades: España quiere ayudas rápidas, y Alemania prefiere esperar

Por Redacción

La pandemia del coronavirus no está contribuyendo a forjar más unidad de acción entre los 27 países miembros de la Unión Europea. Más bien, los efectos están siendo exactamente los contrarios. Algunos gobiernos, como los de España, Italia y Francia, los tres territorios más afectados ahora mismo por la alarma sanitaria, abogan por actuar de inmediato con inversiones multimillonarias que ayuden a mitigar los efectos socioeconómicos de la crisis. En cambio, otros socios del bloque, como Alemania y Holanda, defienden la opción del 'camino largo', es decir, establecer un período de espera antes de conocer a ciencia cierta cuál va a ser la evolución del Covid-19


Cumbre europea determinante la que ha de tener lugar este jueves con la expectativa de trazar un plan de rescate de emergencia destinado a los países más afectados por la pandemia del Covid-19, entre los que se halla España, además de Italia y Francia. Sin embargo, estas ayudas irán orientadas a paliar los efectos de la emergencia actual, y no entrarán de lleno, en principio, en la puesta en marcha de una actuación más ambiciosa que incluya iniciativas como el otorgamiento de eurobonos o una modificación de las directrices fiscales en la Unión Europea.

Las previsiones indican que la cumbre sacará adelante una declaración en la que se reconoce que la alarma sanitaria hace necesario llevar adelante "un plan global de recuperación económica sin precedentes", pero, más allá de esta frase formal, no se articularán de momento mecanismos concretos que puedan supone una inyección inmediata de recursos o la adopción de medidas más drásticas y concluyentes. Como mucho, esta declaración servirá como punto de partida para que la Comisión Europea empiece a confeccionar una hoja de ruta que, con el tiempo, ha de dar lugar a la redacción de un plan de acción más concreto y definitivo.

DOS BLOQUES: LOS PARTIDARIOS DE ACELERAR, Y LOS QUE PREFIEREN CONTEMPORIZAR

La realidad, si hay que atenerse a los más recientes acontecimientos, es que, con la pandemia en su máximo apogeo, el bloque europeo se halla más dividido que nunca. Por un lado, están Francia, España e Italia como países más afectados que reclaman soluciones urgentes e inmediatas. Por la otra, naciones que, como es el caso de Alemania y Holanda, abogan por la contemporización, es decir, por esperar un tiempo hasta conocer el alcance real en la evolución del coronavirus antes de calcular qué inversión habrá que efectuar para mitigar los efectos socioeconómicos de la crisis.

En este sentido, tanto el gobierno de Merkel como sus correligionarios holandeses son partidarios de no incrementar, de momento, la aportación de recursos de la UE, sino agotar el fondo ya existente y que forma parte del presupuesto comunitario. Como muy lejos, están dispuestos a conceder la emisión de unos bonos especiales destinados a contrarrestar la sangría que supone para los países miembros, especialmente los más afectados, la necesidad de invertir en la multiplicación de medios sanitarios y asistenciales.

Canariasdiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.canariasdiario.com