www.canariasdiario.com
Owlboy: Nueve años de desarrollo que se notan

Owlboy: Nueve años de desarrollo que se notan

Como dijo Miyamoto una vez: "Un juego atrasado terminará siendo bueno, pero un juego apresurado será malo para siempre".

Hemos visto muchos juegos que con la preocupación de apresurarse han terminado siendo más bien conocidos por no completarlo como es debido (No le preguntéis a Sonic por el año 2006). Pero en el otro lado de la moneda, hemos visto muchos juegos cuyos años y años de décadas de desarrollo terminaron mereciendo la pena definitivamente. Owlboy, el juego que nos toca reseñar hoy, pertenece a esta segunda categoría.

Owlboy es un juego de disparos y aventuras que ha estado en desarrollo durante nada menos que 9 años, y realmente puede notarse que todo ese tiempo ha sido aprovechado sabiamente para perfeccionar el juego. Uno no debe priorizar los gráficos ante la jugabilidad e historia, pero una cosa que destaca de Owlboy es el impresionante pixelart que brilla en todas y cada una de las pantallas del juego, un estilo 2D videojugabilístico cuyas fluidas animaciones impresionarán mucho a quienes gusten del arte de la animación.

Owlboy puede tener unos diseños simpáticos y muchos escenarios hermosos, pero en cuanto a historia no se anda con cosas dulces. En Owlboy tenemos comedia y agrado, pero también veremos temas crudos como el bullying, la culpa y el genocidio; y sobre todo el hecho de que hacer lo que uno cree que debe hacer no termina siendo la mejor opción.

En el juego controlaremos a Otus, un joven perteneciente a una raza de búhos humanoides capaces de volar. Otus está bajo la tutela de su maestro, Asio, otro hombre búho que nos servirá de tutorial del juego, pero he aquí un giro, éste es un tutorial que estamos destinados a fallar así causando una gran decepción en Asio. Uno de los temas de Owlboy es el fracaso, a lo largo del juego intentaremos hacer lo que consideramos correcto pero inevitablemente las cosas estarán fuera de control y deberemos asumir la culpa.

El ambiente de Owlboy se sitúa en un planeta que se caracteriza por tener islas flotantes, Otus y el pueblo en el que vive reciben noticias de una invasión de piratas voladores que deben detener, lo cual nos toca entrar en acción y explorar los cielos.

En cuanto a jugabilidad, Otus puede volar por todo el escenario, pegar con sus alas y arrojar objetos que coge, pero para ser un juego de disparos Otus carece de semejante arma, y es aquí donde entran los compañetos de Otus. En la aventura Otus dispodrá de diferentes amigos pistoleros a quienes podrá agarrar para llevarlos por el aire, y mientras Otus mantiene el vuelo dichos amigos dispararán con su arma característica. Los compañeros son personajes muy simpáticos que servirán de voces para Otus, quien no puede hablar al ser mudo, así acompañándolo por todo el juego y apoyarlo en sus duras misiones.

El juego también dispone de numerosos puzzles interesantes, diseños variados de nivel que harán cambiar nuestro estilo de vuelo, y por supuesto excelentes jefes a quienes debemos derribar con diferentes patrones para explotar su punto débil.

Mientras que los juegos indie no destacan por ser muy durareros, Owlboy mantiene una impresionante longitud de juego y tiene una buena extensión de contenido para nuestra aventura. De no ser así sería un poco triste pegarse 9 años creando un juego para que luego se lo pasen en 9 minutos.

Owlboy en general es un juego genial que puede ser un buen candidato a juego del año y recomiendo mucho su compra. Los amantes de la vieja escuela estarán más que satisfechos con este producto. Por el momento se mantiene exclusivamente a la venta en PC.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Canariasdiario.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.