www.canariasdiario.com
¿Por qué a veces comemos sin ganas?

¿Por qué a veces comemos sin ganas?

En estas fiestas navideñas son frecuentes las comidas con amigos o familiares y seguro que más de uno ha acabado lo que tenía en el plato sin ganas, más movido por la inercia que por un hambre que hace rato que dejó paso a la saciedad. Además, sucede más con determinados alimentos.
¿Cuántos han pensado que podrían estar comiendo jamón serrano de forma indefinida? Y los dulces, en especial el chocolate, suelen ser otro de los alimentos más ingeridos cuando uno ya está saciado, como colofón a una buena comida copiosa. Sin embargo, igual no pasa lo mismo con un plato de brócoli.

Algunos científicos han catalogado este fenómeno como hambre hedónica, según ha explicado María Francisca Carvajal Ruiz, profesora en el Máster de Psicología General Sanitaria de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), que admite que suele pasar más con alimentos ricos en calorías, grasas y azúcares.

Además, admite que durante las Navidades nos lleva a ingerir, de media, entre 2.500 y 3.000 calorías entre comidas y cenas. "Consumimos comida no solo para satisfacer nuestra demanda de energía, sino también por sus propiedades hedónicas, por ese anhelo que experimentamos cuando nuestro estómago está lleno, pero nuestro cerebro sigue siendo voraz", según esta experta.

Cada vez están surgiendo más estudios científicos que sugieren qué alimentos altos en calorías y ricos en azúcares podrían tener un potencial adictivo.

Desde el punto de vista biológico, el organismo ha ideado un mecanismo de refuerzo en el cerebro que aumenta la probabilidad de repetir determinadas conductas que son importantes para la supervivencia, como la comida o el sexo. Esto hace que al consumir alimentos ricos en calorías, o incluso sólo verlos en una fotografía o pensar en su ingesta, se activen los centros del placer, al igual que lo haría cualquier droga.

En relación a la ingesta excesiva de alimentos, uno de los campos donde más se ha avanzado es en la existencia o no del constructo de la adicción a la comida desde el punto de vista neurobiológico.

MECANISMOS IMPLICADOS CON EL CONSUMO DE DROGA

"Los estudios de neuroimagen muestran similitudes entre la obesidad y la adicción. Por ejemplo, tanto la obesidad como la adicción se asocian con un menor número de receptores dopaminérgicos D2 en el cerebro, sugiriendo que son menos sensibles a los estímulos reforzantes y más vulnerables a la sobreingesta de alimentos o al consumo de drogas", ha explicado Carvajal Ruiz.

En este sentido, un estudio de su grupo de investigación demostró que neuropétidos como las melanocortinas y las orexinas, entre otros, implicados en la ingesta de comida, están involucrados en el consumo de drogas y su expresión cerebral se altera tras el consumo de atracón de drogas o sustancias palatales (calóricas y no calóricas).

Esto hace que las teorías de la "adicción a la comida" sugieran que ciertos alimentos altamente procesados pueden tener "un elevado potencial adictivo" y ser causantes de algunos tipos de obesidad y de trastornos de alimentación como resultado a una respuesta adictiva a este tipo de alimentos.

"Por este motivo, se hace imprescindible la inclusión de la terapia conductual como un componente fundamental del tratamiento de la obesidad. Un abordaje multidisciplinar puede permitir la aplicación de tratamientos más eficaces, dando lugar no solo a una mayor pérdida de peso, sino que también a un mayor mantenimiento en el tiempo del peso perdido", según esta experta.

Algunos autores sugieren que la adicción a la comida podría ser un fenotipo válido para la obesidad, ya que el 25 por ciento de los adultos obesos cumple el criterio de adicción a la comida. Otros datos que apoyan esta hipótesis es el hecho de que el 15 por ciento de las personas en tratamiento de pérdida de peso y el 47 por ciento de las personas a las que se les ha realizado una cirugía bariátrica son adictos a la comida.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Canariasdiario.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.